El origen de la civilización egipcia se inicia a partir del tercer milenio, fecha en la que datan sus primeras inscripciones. Los especialistas de la historia de Egipto clasifican la cronología de de su historia en períodos. Los más importantes de estos periodos son tres: Imperio Antiguo, Imperio Medio e Imperio Nuevo.

El Imperio Antiguo se inicia con la III dinastía que fue la más importante de este periodo. Se inicia en el 2700 a.C. con el gobierno de Sanajt y concluye con Huny. El faraón más importante de esta dinastía es Necherjet-Dyeser, o Zoser, por que en su gobierno ocurrieron sucesos y edificaciones muy importantes. Como la de organizar el ejercito, y la unión entre religión y monarquía.

Pirámide escalonada de Necherjet-Dyeser en Saqqara:
piramide-escalonada-de-necherjet-dyeser-en-saqqara

El Imperio Medio tiene su apogeo con la dinastía XII. Se inicia en 1980 y termina en 1790 a.C. aproximadamente. Un importante rey de este periodo es Nymaatra-Amenemhat III, porque en su mandato se realizó la construcción del llamado “Laberinto” del cual se puede apreciar muy poco en nuestro tiempo.

Piramide de Nymaatra-Amenemhat III:
piramide-de-nymaatra-amenemhat-iii-1

La dinastía XVIII fue la más importante del Imperio Nuevo. Que duró entre los 1550 y 1920 a.C. aproximadamente. Esta etapa es una de las más importantes de la civilización faraónica.

Hatshepsut, reina de la dinastía XVIII de Egipto:
hatshepsut-reina-de-la-dinastia-xviii-de-egipto