Paraguay es un pequeño y hermoso país rico en flora y fauna que permanece intacta con el paso del tiempo, esto debido a su proximidad con Argentina, Bolivia y Brasil. Países que son responsables de la alta gama de diversidad biológica de la región, desde sus altos y frondosos bosques, las espesas y húmedas junglas hasta el corazón del país que se ve dividido por el río Paraná.

Paraguay

Viajar a Paraguay, con el objetivo de descubrirlo en corto tiempo es posible, debido a que el país se remonta en su mayoría a la famosa área de occidente, el Gran Chaco, donde se encuentra la mayor área de todo Suramérica cubierta por su meseta pantanosa de inigualable diversidad biológica y cultural. Un vasto espacio agreste, de enormes rocas recibiendo largas horas de insolación. Que en un tiempo fue el hogar de las culturas indígenas de la región quienes le bautizaron bajo este nombre derivados de la voz Quechua, “Chacu” que en español significaría “Lugar de Cacería” por su gran diversidad. Hoy día este es un de los destinos turísticos más visitados de la región.

El Chaco

La zona oriental de Paraguay, consiste plenamente de paisajes ondulantes seccionados por largas cadenas montañosas, con cerros que se elevan por encima de los 600 metros hasta fundirse con el “Mato Grosso Plateau” o El Gran Manto Plateado en el norte.

Indigenas de Paraguay

Para descubrir la historia cultural del país lo mejor es visitar el este hacia el sur, donde se encuentran las más antiguas poblaciones que habitan desde hace siglos. Esta área esta rodeada por gran belleza natural, de montañas y verdes bosques.