Consideradas por desde hace mucho tiempo por todos los viajeros que llegaban hasta estos confines del mundo, como un destino de transito meramente pequeño, sin embargo, en estos últimos años, las hermosas islas de Tahití han explotado con gran velocidad y perfección sus más bellos exponentes naturales, belleza que ahora impresiona y roba el aliento del turista.

Islas de Tahiti

Tahití presenta muchos atractivos turísticos que encantaran al visitante que se atreva a explorarla. Es una isla de origen montañoso dominada por la cima de “Orohena” de más de dos kilómetros de altura acompañada por el famoso “Aorai” de 2066 metros de alto, para lo cual se ha de acceder en vehículos 4×4 debido a las condiciones agrestes de los altos acantilados que a su ves proveen paisajes impresionantes.

El Impresionante Monte Orohena

La mayor aglomeración, los centros comerciales, el ocio y la economía del país, se extienden por la línea costera a un costado de las altas montañas del norte hasta el oeste de la isla, lo que representan una buena oportunidad para tomarse un par de días o bien un fin de semana para conocer la parte urbana de la isla.

Baile Tahiti

Sus principales atractivos son los tradicionales bailes que la identifican en las postales turísticas y por supuesto sus playas que son el paraíso para el surfista!