EL PEQUEÑO PERO ENCANTADOR PUEBLO 

Compartiendo el Bubál, con sus aguas verde azuladas, nos cautiva la belleza de los extensos prados verdes y sus casas de sobria arquitectura montaraz, con grandes casonas de piedra, empinados tejados oscuros con chimeneas,  y escudos tallados en  sus fachadas, con puentes medievales y romanos, iglesias y ermitas románicas y góticas.

Sallent

 

Todo un paraíso durante el  otoño en todas las tonalidades cromáticas inimaginables, con hayas rojizas, corteza cenicientas, verdes abetos, una mezcla de colores fuego, con abedules de amarillo fulgurante, donde la constante presencia de agua da paso a estos bellos paisajes, de bosques caducifolios propios de la flora Pirenaica.

Sallent 

Es en verdad un pueblo que merece la pena visitar para descansar y disfrutar de la naturaleza y bella exposición de sus casas arte de la creatividad humana. En verdad un lugar del que emana tanta belleza y paz, con solo verla distancia, con sus nevadas peñas al fondo!!! Vaya contraste armónico de bellos parajes naturales!

Sallent