A poco kilómetros de la capital española Madrid, nos encontramos con una ciudad bacante desarrollada que disfruta del arte y la vida nocturna, una ciudad que ha sido reconocida como patrimonio cultural, por el paso de varios escritores populares, como quien escribo: El Quijote de la Mancha, escrito por Cervantes. A quien han dedicado bustos y estatuas en su honor.

 Alcala 

Alcala goza de un orden y limpieza que es digno de imitar en sus calles y barrios, esto es por contar la agetriada vida de fiesta que se da en la ciudad, la vida nocturna comienza a partir de las 10 de la noche aunque muchos se dan cita desde la mañana, quienes continúan a lo largo del día. El lugar de cita, es la plaza de Cervantes, en donde tenemos la estatua principal en honor al escritor la cual recientemente fue restaurada, en inicios de este nuevo año. Luego, caminamos a lo largo de la calle con columnas mas larga de España, su nombre la Calle Mayor, que es un largo tramo, empedrado, con anchas columnas de piedra y cemento sosteniendo los altos pisos que encierran la calle principal. A lo largo del recorrido, encontramos gran diversidad de comercios, ropa, comida, accesorios, deportes, jabones, etc… es de nombrarlo.

El quijote

La gastronomía, es variada. Encontrando de todo para un fuerte almuerzo hasta una meriendo para compartir con los amigos en algún bar. Popular del barrio, para disfrutar de una caña y el popular “Pincho” que acompaña a todos los bares-restaurantes de la región.