Muchos no encuentran seguridad al comprar por internet, pero este medio no tiene por qué gozar de menos garantías que una tienda tradicional. En realidad los consumidores tenemos los mismos derechos y deberes que al comprar comúnmente. Al igual que comprar en un establecimiento físico, debemos tener prudencia, precaución, sosiego y leer toda la información posible sobre las condiciones de compra.

De compras por internet

No es bueno comprar lo primero que ves o en la primera web que ingresas. Hay que leer siempre las condiciones y comparar precios. Hay que desconfiar de lo que parece ser un precio demasiado bajo para lo que ofrecen. En este medio tenemos que guiarnos mucho del sentido común.

De compras por internet en el trabajo

Si la web ofrece una dirección física, trata de verificarla. Si nadie contesta el teléfono indicado, sospecha. Si está mal redactado o con errores de ortografía, también.

De compras por internet en casa

Si la web es extranjera revisa la legislación para transacciones comerciales. También debes verificar si es un sitio seguro. Generalmente son seguras las páginas que tienen la ‘s’ en “https://” o las que indican SSL.

De compras por internet con tarjeta

Lee el contrato, las restricciones y las formas de pago, además de las políticas de privacidad del sitio. Sé discreto y no de des más datos de los necesarios para realizar una compra.

De compras por internet comodidad