Para proteger a las casas de la costa del viento y la humedad marina, los burgueses de la Marina de A Coruña copiaron ese método. Lo implementaron en las que en realidad son las fachadas traseras. Con gran rapidez, se extendieron hasta encontrar las actuales que en algunos casos superan los 25 metros de longitud. Tienes más información en: “Dársena de la Marina – A Coruña“.

Tienes más información en: "Dársena de la Marina – A Coruña".