La antigua civilización egipcia fue una de las más relevantes de la historia. Su cultura giró en torno al río Nilo, el cual les proporcionaba todo lo necesario. En este artículo, hablamos de sus características generales, así como de la importancia de la religión y la división de las clases sociales.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

La civilización egipcia: ubicación, organización y características

Ubicación e historia

El espacio geográfico que ocupó la antigua civilización egipcia fue el Valle y Delta del río Nilo, al noreste de África. Esta zona la llamaron Kemet, que significa tierra negra, puesto que era fértil. En contraste, al desierto se le conocía como Desheret, que es tierra roja.

Los límites de este territorio fueron el Mediterráneo al norte, el actual Sudán al sur, al este el mar Rojo y al oeste el desierto de Libia. Se dividió en dos zonas diferenciadas: el Alto Egipto al sur y el Bajo Egipto al norte.

Este imperio perduró alrededor de 3.000 años, tiempo que se puede dividir en diferentes periodos, los cuales encontramos aquí ordenados de forma cronológica:

  • Periodo Arcaico: del 3000 al 2686 a.C. Tras la unificación de Egipto por parte del Rey Menes, comienzan las dinastías I y II.
  • Imperio antiguo: del 2686 al 2181 a.C. Dinastías III a VI. La capital fue Menfis.
  • Primer Periodo Intermedio: del 2181 al 2025 a.C. Dinastías VII a X. Época de decadencia y cambios en las creencias religiosas.
  • Imperio Medio: del 2025 al 1773 a.C. Dinastías XI y XII. Tiempo de prosperidad y expansión.
  • Segundo Periodo Intermedio: del 1773 al 1550 a.C. Dinastías XIII a XVII. Dominación de los hicsos (jefes de pueblos nómadas) y posterior liberación.
  • Imperio Nuevo: del 1550 al 1069 a.C. Dinastías XVIII a XX. Una fecha importante es el 1336 a.C., cuando comienza a gobernar Tutankamón.
  • Tercer Período Intermedio: del 1069 al 656 a.C. Dinastías XXI a XXV. Inestabilidad política.
  • Periodo Tardío: del 672 a.C. al 332 a.C.Dinastías XXVI a XXXI. Dominación persa.
  • Periodo Helenístico: del 332 al 30 a.C. Dinastías Macedónica y Ptolomeica.

Las principales ciudades se caracterizaban por su posición, no por su tamaño. Apenas quedan restos de estas urbes, tan sólo de las grandes construcciones.

La más relevante fue Menfis, pues se localizaba entre el Valle del Nilo y el Delta. Fue la capital desde el 3100 hasta el 2040 a.C. Era el centro administrativo, económico y religioso.

Tebas se encontraba al sur y fue capital desde el 2040 a.C. hasta aproximadamente el 1300 a.C. Se conservan ruinas como el Templo de Lúxor. Otra ciudad destacada fue Aketatón.

Economía

Una de las bases de la economía era la agricultura. Gracias a las inundaciones del Nilo, que se producían entre junio y septiembre, la tierra era abundantemente fértil, por lo que se cultivaban cereales, hortalizas, y lino.

Para controlar estas inundaciones, se llegó a organizar un sistema de estanques y canales de riego. Asimismo, los cereales se guardaban en graneros para su conservación.

También tenían su propia ganadería, la cual era variada. Entre las distintas especies, criaban vacas, cerdos, ovejas y aves. Cada año se censaban todos los animales para que los propietarios pagaran los impuestos correspondientes.

Por otro lado, se producía artesanía: cerámica, joyas y tejidos. Una parte de estos utensilios eran exportados, ya que el comercio con otras regiones era importante. Incluso se importaban materiales, como la madera de Biblos.

Religión y cultura

La religión era una forma de vida para los egipcios, pues estaba presente en cada momento. Su ideología era politeísta, ya que adoraban a multitud de dioses, los cuales controlaban los elementos y fenómenos de la naturaleza.

Creían en la inmortalidad del alma y la vida después de la muerte. Para conseguirlo, el cuerpo del difunto debía estar bien conservado, por ello se realizaba la momificación.

Dependiendo de la época del imperio, se le dio más o menos importancia a cada divinidad. No obstante, éstos eran algunos de los dioses principales:

  • Amón: era el dios de la creación, aunque con el paso del tiempo se fusionó con Ra, pasando a ser Amón-Ra. Se representaba como un humano con una corona formada por dos plumas.
  • Anubis: su función era la de guiar a las personas que morían. Tenía cabeza de perro o chacal.
  • Isis: diosa de la maternidad y la medicina, así como hermana y esposa de Osiris. Era una mujer que se representaba en ocasiones con alas.
  • Osiris: dios de la resurrección, juzga a las personas tras su muerte. Su imagen era la de un humano momificado, a veces de color verde.
  • Ra: el dios principal y símbolo del sol. Se dibujaba como un halcón sobre el que había un sol con una serpiente.

En la actualidad, podemos encontrar numerosos dibujos y representaciones de estas figuras, como las que tenemos a continuación:

Por otro lado, los egipcios llevaban una vida al aire libre, pues el clima era cálido. Al principio, la vestimenta se elaboraba con algodón, pero más tarde el lino pasó a ser el material predominante. El color más utilizado era el blanco.

Los obreros trabajaban desnudos o con un taparrabos. En cuanto a la realeza y los escribas reales, se depilaban todo el cuerpo, incluidas las cejas.

Los hombres vestían con una falda corta conocida como schenti, la cual se ceñía con un cinturón de cuero. Las mujeres de clase alta llevaban un vestido largo y ceñido, el kalasiris. Se protegían del sol con una capa corta. Las de clase baja llevaban ropa más amplia.

En el siguiente dibujo podemos observar un ejemplo de la ropa que vestían los faraones y nobles de esta civilización:

Organización social y política

La estructura social del antiguo Egipto era piramidal, es decir, estaba jerarquizada. En lo alto de la cúspide se encontraba el faraón, el cual se consideraba que era elegido por los dioses. Debía mantener el orden del reino, así como la felicidad de las divinidades.

Si quieres conocer cuáles fueron los faraones más importantes de la historia, así como su estilo de vida, te recomendamos leer el siguiente artículo: Faraones del Antiguo Egipto.

Bajo él se encontraba la clase alta, la cual estaba formada por diferentes sectores de la sociedad:

  • Familia real: en un principio tenían funciones gubernamentales, pero éstas pasaron a los nobles.
  • Sacerdotes: debían administrar los templos e interpretar los deseos de los dioses para poder cumplirlos.
  • Nobleza: se encargaban del gobierno, la ejecución de obras públicas y el cobro de los impuestos.
  • Escribas: eran de los pocos que sabían leer y escribir. Además, dominaban las matemáticas. Dejaban por escrito la cantidad de comida y soldados con los que contaba el reino.
  • Soldados: protegían a la población de los posibles ataques, luchaban en caso de guerra y supervisaban a las clases bajas cuando construían las pirámides.

La clase media estaba compuesta por los comerciantes, los médicos y los artesanos. Estos últimos eran carpinteros, joyeros, pintores, escultores, etc. A veces, se concentraban en pequeños talleres.

En cuanto a la clase baja, en primer lugar hallamos los campesinos, que trabajaban para el faraón o los nobles a cambio de ropa y comida. Vivían en pequeñas casas construidas con barro. En la siguiente foto se pueden ver las diferentes tareas que elaboraban:

Por último, estaban los esclavos, que solían ser prisioneros de guerra. Trabajaban en las casas de los nobles, en el palacio real o en los templos, aunque también podían hacerlo en las minas.

La organización jurídica estaba compuesta por un magistrado supremo, el resto de magistrados y los tribunales. Rendían culto a Maat, la reina de la justicia. Tenían sus propias normas, aunque no se conoce ningún código de leyes egipcio.

Alimentación

La alimentación en el antiguo Egipto dependía de las inundaciones del río Nilo y la ausencia de plagas. No obstante, no solían pasar hambre y todas las clases poseían alimentos en mayor o menor medida.

Su gastronomía contaba con dos productos básicos: el pan y la cerveza. Había diferentes tipos y los consumían todos los habitantes. También comían verduras como cebolla y lechuga, y legumbres como garbanzos y lentejas.

En cuanto a la carne, la de vaca estaba reservada a las clases altas, mientras que el resto consumía oveja, cerdo, cabra, ganso o pato. Los huevos y la leche también servían de alimento.

Asimismo, se cocinaba pescado proveniente del Nilo, como percas, carpas y mújoles. Si sobraba, se secaba o salaba para que pudiera conservarse en óptimas condiciones.

Otra bebida era el vino, pero se consideraba un artículo de lujo, por lo que sólo el faraón y sus allegados lo disfrutaban. Había vinos diferentes, como los derivados del higo o el dátil.

La clase baja hacía dos comidas al día y no solían tener carne. La clase media la tenía más al alcance. En cuanto a los nobles, comían tres veces al día y tenían carne de buey, un manjar exclusivo.

Este artículo ha sido compartido 20 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Civilizaciones antiguas" para que puedas seguir la lectura: