Costumbres indias

La cultura de la India es un reflejo dual de sus valores más importantes: por un lado, la religión y, por otro, la multiculturalidad. Así, las costumbres propias de su cultura comprenden las creencias religiosas, la gastronomía, el arte, los idiomas y los modos de vida de los cientos de grupos étnicos que habitan este país ubicado en Asia del Sur. Con sus más de 1.200 millones de habitantes, es el segundo país más poblado del mundo, con lo que no es de extrañar que no sean pocas las costumbres que lo representan. Gran parte de las tradiciones que se mencionan a continuación se remontan a mediados del II milenio a.C., así como el siglo X d.C., siglo en el que tuvieron lugar las invasiones islámicas, motivo por el que la cultura india también se encuentra ampliamente influencia a día de hoy por las tradiciones persa, árabe y turca.

Arte

El arte de la India es una representación de la sociedad multiétnica y multicultural que habita este país y posee un carácter estrechamente relacionado con la religión. De hecho, el arte se emplea como medio de difusión de la religión hinduista, así como el budismo, el islamismo e incluso el cristianismo.

Además del carácter religioso, el arte indio suele representar elementos de la naturaleza, tales como montañas, árboles o ríos, que, para los indios, poseen un carácter sagrado. Suria, Dios del Sol; Chandra, Diosa de la Luna; Agní, Dios del Fuego; e Indra, Diosa de la Lluvia, son las deidades indias más representadas. Hacer referencia al clima monzónico, caracterizado por los fuertes contrastes en cuanto a sus temperaturas, es también una costumbre muy arraigada.

La representación sin tapujos del erotismo es también muy frecuente en la tradición artística de la India, puesto que para la religión hindú, el sexo es una vía a través de la cual se conectan lo humano y lo divino. Por ello, es costumbre ver representados al lingam, el símbolo sexual masculino, y al ioni, símbolo sexual femenino, deidades que representan, en conjunto, la fertilidad.

Arquitectura

Al igual que los franceses con la Torre Eiffel y los estadounidenses con la Estatua de la Libertad, los indios se sienten muy orgullosos de su edificio estrella: el Taj Mahal. Turistas de todo el mundo acuden a diario a Agra, la ciudad del norte de la India en la que se encuentra esta maravilla arquitectónica, para hacerse fotos junto a este palacio.

El Taj Mahal es una maravilla original del arte mogol que se remonta al periodo comprendido entre los siglos XVI-XVIII. Su nombre, Taj Mahal, significa Palacio Corona y, según la leyenda, se construyó en honor a una mujer.

La base de forma rectangular representa las aristas de una bella mujer y, la puerta principal, el velo que cubre su rostro. Además, el encanto del Taj Mahal se ve reforzado por el hecho de que su aspecto cambia según la luz del día, la cual, asimismo, hace que el río que está situado justo enfrente se refleje en la cúpula de mármol blanco.

En definitiva, para los indios este edificio histórico es un símbolo del amor y la fe, y se cree que es el nudo que hace que las almas de dos amantes permanezcan atadas más allá de la muerte.

Ayurveda o medicina tradicional india

El término Ayurveda (del sánscrito ayus-, que significa vida, y -veda, equivalente a ciencia; se traduce como ciencia de la vida) hace referencia al milenario sistema holístico y preventivo de salud original de la cultura india. Se estima que se desarrolló hace más de 6.000 años. La base de esta medicina es la de devolver el equilibrio al cuerpo y fortalecerlo mediante vías naturales, gracias a sus capacidades autocurativas.

El Ayurveda se remonta a la tradición védica, esto es, el conocimiento más antiguo de la historia del ser humano, que fue descubierto por los llamados rishis o maestros védicos, para quienes era como un regalo que los dioses concedieron a la humanidad. Para los rishis, el equilibrio del cuerpo se alcanza mediante el silencio de la mente a través de la meditación, gracias a la cual se revelarán la sabiduría de la vida y las leyes de la naturaleza.

En la actualidad, el Ayurveda Maharishi continúa practicándose en la medicina india y se considera que es la vía por la que se aviva la inteligencia del cuerpo, haciendo que se fortalezca su capacidad natural de curación. Para la tradición Ayurveda, la enfermedad es el resultado de un desequilibrio que el cuerpo ha ido acumulando con el día a día y, por ello, la solución vendrá si se reconoce este desequilibrio y se eliminan sus impurezas. Más del 20% de la población mundial practica a día de hoy el Ayurveda, que, además, está formalmente reconocido y recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1991.

Bindi

A todos nos ha llamado alguna vez la atención el punto rojo que suelen llevar las mujeres indias en la frente, concretamente a la altura de las cejas, entre los ojos. Resulta evidente que se trata de una seña de identidad de la cultura india, pero pocos sabemos qué significa realmente. Pues bien, en primer lugar, este punto se llama bindi, término procedente del idioma sánscrito que significa literalmente punto, gota o pequeña partícula.

Los estudiosos del yoga relacionan el bindi directamente con el Ayurveda, del que hemos hablado anteriormente, dado que se considera que es un chakra o tercer ojo, es decir, un punto de energía que se activa a través de la meditación, ayudándonos de este modo a hallar la paz interior.

Sin embargo, la función del bindi está intrínsecamente relacionada con el matrimonio: cuando una mujer lleva este punto en la frente, significa que está casada. Antiguamente, la costumbre era que el novio dibujase el bindi con su propia sangre en la frente de la novia tras casarse, quedando de este modo totalmente claro el vínculo inquebrantable entre el marido y la mujer.

A día de hoy, el bindi ya no se hace con sangre, sino que habitualmente se hace con maquillaje o incluso con un adhesivo de color rojo. No obstante, su significado ha quedado intacto. Si una mujer queda viuda, ésta deberá eliminar este signo de su frente. A pesar de este significado, muchas son las jóvenes e incluso niñas que actualmente se dibujan el bindi simplemente por estética y sin importar su estado civil, aunque es cierto que éste no será de color rojo.

Casamiento

La boda hindú comprende un proceso bastante complejo independientemente de la familia a la que se pertenezca. En la cultura india continúan existiendo aún en el siglo XXI los matrimonios concertados o arreglados por sus padres y otros miembros importantes dentro de la familia, aunque cada vez más son los futuros esposos los que brindan su consentimiento al final del proceso. Así, a día de hoy, el índice de divorcio en la India asciende tan solo al 1% frente al casi 40% que se alcanza, por ejemplo, en EE.UU.

Para los hindúes, el matrimonio es un sacramento mediante el cual los miembros de la familia no solo se aseguran la continuidad de la dinastía familiar, sino que es una manera de pagar las deudas que pudieran tenerse pendientes con los antepasados. Por ello, el casamiento hindú sigue la corriente de pensamiento denominada Grihastha, que significa de manera literal estar ocupado con la casa y la familia y supone la segunda fase en la vida de toda persona dentro de las cuatro fases en las que ésta se divide según el Áshram o sistema de etapas de la vida según el Hinduismo.

Antiguamente, los matrimonios concertados tenían lugar cuando los esposos eran todavía muy jóvenes, especialmente en Rajastán, estado situado al noroeste de la India. Sin embargo, con el paso de los años se han establecido leyes que regulan la edad mínima a partir de la cual está permitido contraer matrimonio.

Tradicionalmente, la familia de la novia debe proveer al novio o a la familia del mismo con una dote, esto es, la parte que le correspondía a la novia de la fortuna familiar, ya que una hija no poseía derechos legales a heredar ninguna de las propiedades de su familia.

Ceremonia Garbhaadaan

Especialmente en la India rural, el ritual denominado Samskaar Garbhaadaan es especialmente importante en las vidas de sus habitantes. Garbhaadaan significa fecundación y hace referencia al hecho de que el objetivo más importante en la vida de una persona casada es ser padre y, además, sus primogénitos deben gozar de una excelente salud y educación.

Así, para que la mujer procree un hijo con las características ideales de su marido y tan valiente como Abhimanyu, tan espiritual como el Rey Janaka, tan devoto como Dhruva y tan generoso como Karna, debe bañarse el cuarto día después de su última menstruación para estar casta y, después, orarles a sus mayores y gurús. Después, la fecundación deberá llevarse a cabo en la llamada tercera fase de la noche, es decir, entre las 0:00 y las 3:00 horas. Si se sigue este ritual tal y como se indica, el hijo que nacerá será una persona recta, honrada y devota de Dios.

Culto a Mahatma Gandhi

Mahatma Gandhi (1869-1948), más conocido simplemente como Gandhi, fue un pensador, político y abogado hinduista nativo de la India británica. Se le conoce también como Bāpu, que significa padre en idioma guyaratí.

Gandhi está considerado como uno de los grandes defensores de los derechos humanos, especialmente por haber practicado abiertamente el principio de Satyagraha, neologismo acuñado por él mismo y que se traduce por insistencia en la verdad o fuerza del alma. Este principio representa un sistema de lucha, desobediencia y resistencia a lo que él mismo llamaba tiranía. Esta resistencia se llevaba a cabo a través de la desobediencia civil masiva no violenta en sus propias palabras.

Gandhi promovió campañas para mitigar la pobreza, expandir los derechos de las mujeres, eliminar las injusticias y crear armonía religioso-étnica. Fue encarcelado en numerosas ocasiones por esto, pero, no obstante, en 1947, tan solo un año antes de su muerte, consiguió que la India se independizara de Gran Bretaña. La importancia de Gandhi es tal, que en los billetes de la rupia india (la moneda de la India) aparece la efigie de su cara.

Diya

Un diya es una especie de lámpara de barro o arcilla que también se conoce como divaa, deepak o deepam. Se trata de una mecha clavada en un algodón que se baña en suero de mantequilla o en aceite vegetal. Los diyas se emplean en la India para alumbrar durante ocasiones especiales. Existen, no obstante, diyas hechos de latón, los cuales sí que constituyen elementos fijos a modo de mueble en las casas de los indios, así como en los templos hindúes.

Los diyas se emplean sobre todo en los festivales religiosos propios del Hinduismo, el Sijismo, el Jainismo y el Zoroastrismo o Mazdeísmo, como por ejemplo el festival Diwali, Divali o Deepvali (literalmente, festival de luces), que se celebra anualmente durante el otoño, o la ceremonia Kushti o Kusti, propia del Zoroastrismo y en la cual los adeptos a esta religión se ponen por primera vez esta faja sagrada alrededor de su cintura.

En cualquier caso, la costumbre de colocar estas pequeñas lamparitas se debe a que son un símbolo de la victoria del bien sobre el mal, creencia especialmente arraigada en la ciudad de Ayodhya, situada al norte de la India. Muchas familias tienen también por costumbre alumbrar una de estas lámparas cada mañana y cada noche, lo cual no solamente es una costumbre, sino que significa la sumisión del alma al poder divino supremo. Por ello, el aceite simboliza la astucia del ser humano, mientras que el algodón representa el alma de uno mismo; así, para alcanzar la iluminación del alma y vincularse al poder divino supremo, el ser humano debe deshacerse del materialismo, hecho que se representa con la quema de la mecha.

Feria de Camellos de Pushkar

La Feria de Camellos de Pushkar, Pushkar Mela o, simplemente, Feria de Pushkar se celebra cada 3 de noviembre en la ciudad santa de Pushkar, a orillas del desierto del Thar, dentro del estado indio de Rajastán. Pushkar es una localidad de apenas 15.000 habitantes que, cada año, se llena de camellos, turbantes y devotos decorados con vivos colores. Pese al reducido tamaño de esta localidad, durante este festival se congrega en ella casi un cuarto de millón de personas, muchas de ellas viajeros curiosos que desean disfrutar de este evento cultural.

El Pushkar Mela dura diez días (periodo que abarca del 1 al 10 de noviembre y que se conoce como mes de Kartik) y es un festival plagado de costumbres, tales como acudir al templo de Brahma a prestarle sus respetos a esta deidad, hacer una serie de baños rituales en las escalinatas o ghats del lago sagrado o lanzar sobre las aguas de este mismo lago varios diyas, esto es, lamparitas de aceite de las que hemos hablado anteriormente. En definitiva, todas estas costumbres son rituales sagrados que llenan la atmósfera de espiritualidad.

Lo más importante de esta feria es la compraventa de camellos, por lo que éstos se decoran con collares de Naguar, mantas de Merta, tejidos de Jodhpur, sillas de montar e incluso cualquier tipo de utensilio doméstico que pueda alentar la compraventa de este animal. Se realizan, además, carreras de camellos en las dunas del desierto del Thar y hasta concursos de belleza que premian al camello mejor decorado.

Filosofía y ciencias

Para la cultura india, la filosofía y las matemáticas tienen un papel fundamental desde hace siglos. Así, las doctrinas indias han tenido con el paso del tiempo un fuerte impacto en el mundo del pensamiento. Las escuelas hinduistas y budistas, así como la doctrina teísta han influenciado enormemente el mundo de la filosofía y las ciencias.

Históricamente, la India ha sido pionera en muchos aspectos del desarrollo y la investigación en los campos de la lógica, las matemáticas, el racionalismo y el materialismo, entre otros campos del saber. Sin embargo, el desconocimiento acerca de los aportes en estos campos por parte de las doctrinas indias se debe a que la inmensa mayoría de textos se destruyeron en la era del fanatismo religioso.

Posiblemente, la escuela india que más ha trascendido ha sido la de Chárvaka, considerada como la escuela por excelencia del pensamiento materialista más antigua del planeta que se formó entre entre el siglo VII a. C. y principios del siglo XX d. C., paralelamente a la redacción del libro sagrado hinduista Upanishad.

Gastronomía

Si antes hablábamos de la multiculturalidad que reina en la India, la alimentación es sin duda una de las vías a través de la que puede verse reflejado este rasgo de la cultura india. Así, las costumbres culinarias forman un conjunto muy variado, resultado de la diversidad cultural que ha ido enriqueciendo el país durante siglos. Los sabores de la India se relacionan estrechamente con el uso de especias, así como verduras.

Entre los ingredientes básicos, destacan el arroz, el atta o harina de trigo integral elaborada a base de pan, y las legumbres, de las que existen hasta cinco variedades diferentes: la chana (garbanzo), el toor (garbanzo indio), el urad (lenteja negra) y el mung (soja verde).

Destaca asimismo el curry, condimento que actualmente se ha expandido alrededor de todo el mundo. Entre las variedades de curry más populares, destaca el Vindaloo, conocido también como rey de los curris y del que destaca su cualidad de picante. Son también muy populares el Curry Saag y el Madrás, entre muchos otros. De igual manera, los platos indios más populares son: el lassi, el achars, el rotis o el chapatis (especie de tortilla).

Henna o Mehndi

El famoso tinte natural de color rojizo que se conoce como Henna recibe también otros nombres, entre ellos: alheña, mendhi y arjeña. El uso más habitual de este tinte es para la coloración de la piel, técnica conocida como mehandi. Se trata de un tinte de uso común no solo en la India, sino también en los países árabes de Pakistán, Yemen o Irán, así como en Oriente Medio y África del Norte.

Para hacer un tatuaje de henna, nombre con el que se han popularizado a nivel internacional estas pinturas en la piel, tradicionalmente se emplean una hoja seca y el pecíolo de la planta alheña o Lawsonia inermis, de ahí uno de los nombres anteriormente mencionados. El uso de la henna se remonta a los libros védicos hindúes más antiguos, donde se han encontrado descripciones de esta costumbre.

Lo más habitual es su uso para tintar las palmas de las manos de las mujeres, aunque, no obstante, con el paso del tiempo su uso se ha difundido entre los hombres y a otras zonas del cuerpo, como el pelo o las uñas. Al igual que el casamiento o las diyas, la costumbre de tintarse las manos es una representación simbólica propia la tradición védica, según la cual este dibujo es un reflejo exterior del Sol que el individuo alberga en su interior, haciendo así que esta luz interna se ilumine.

Higiene y aseo personal

Los indios son uno de los pueblos más aseados del planeta. Aunque esta afirmación pueda parecer incoherente para muchos occidentales acostumbrados a ver imágenes de las calles indias repletas de basura, la explicación es la siguiente: para los hindúes, una cosa es la higiene personal y del hogar, y otra muy distinta la de los espacios públicos.

Una vez más, los distintos rituales de higiene y limpieza presentes en los hogares de los hindúes se debe a que el aseo personal está asociado a la noción de pureza. Así, de acuerdo con los pasos a seguir dentro de este ritual, el primer paso es defecar nada más levantarse. En la India rural, muchos indios se dirigen al campo con una vasija llena de agua para hacer sus necesidades ya que no disponen de cuartos de baño. Cuando acaban este acto, se asean cuidadosamente con agua y siempre utilizando la mano izquierda, nunca la derecha, que es la que se usa para comer.

El segundo paso será cepillarse los dientes. Hasta hace pocos años, se utilizaba una rama de un árbol que se deshace al frotarla contra los dientes. Posteriormente, la persona en cuestión procederá a bañarse, acto que se conoce como snan y se considera como el rito purificador por excelencia, ya que mientras tanto se recitan textos sagrados y se reza a las distintas deidades hindúes.

Hinduismo

El Hinduismo es una de las religiones más antiguas del planeta de acuerdo con los diferentes escritos hallados, que datan aproximadamente de los años 1400 a 1500 a.C. Se caracteriza principalmente porque posee millones de deidades. Es la tradición religiosa predominante en Bali, la India y Nepal. Actualmente, el Hinduismo es la tercera religión más extendida del planeta con sus más de mil millones de fieles.

El Hinduismo es la religión del 80,5% del total de la población india y, en ocasiones, se entremezcla con el Budismo, de manera que los fieles de esta tendencia se consideran budistas-hindúes. Uno de los rasgos característicos de la religión hindú es que dentro de esta cultura existen otras, como el teísmo, el panteísmo, el ateísmo, etc. Además, cuenta con varias ideologías religiosas distintas, esto es, tanto politeístas como monoteístas. Existen miles de dioses pertenecientes al panteón hinduista.

En su vertiente vedanta, existe un único Dios, el dios Brahman, quien se considera que posee el aspecto original de Dios. Por consiguiente, el resto de dioses y seres divinos del universo aspiran a ser su expresión, motivo por el cual Brahman es el principio del Universo. La gran mayoría de costumbres llevadas a cabo en la India están relacionadas con esta religión, como por ejemplo la dieta que siguen los hindúes, para la que existen tres tipos de alimentos: los tamásicos, los rajásicos y la alimentación sátvica. Otras tradiciones como el ritual seguido durante las bodas o la espiritualidad se deben igualmente al Hinduismo.

Holi festival

Joli, más conocido como Holi Festival por su denominación en inglés, es un festival hinduista que tiene lugar en la India, Guyana y Nepal durante la época de primavera. Este festival se conoce popularmente como el festival de los colores o la fiesta del amor. La fama de este festival ha traspasado fronteras y hoy en día se celebra como evento cultural en muchas ciudades de Europa y Estados Unidos.

Consiste en una fiesta religiosa de carácter hinduista en honor a Joliká, la malvada hermana del rey Hiranyakashipu que intentó asesinar al príncipe Prahlada, pero éste fue salvado gracias a la aparición del dios Vishnu, que hizo que Joliká muriese abrasada por las llamas, todos ellos personajes de la mitología hinduista.

Por ello, la noche anterior a la celebración del Joli es costumbre realizar una hoguera en el frontis del Templo Jagdish (Udaipur), como representación del triunfo del bien sobre el mal. Por su parte, durante el Joli se lanzan polvos gulal de colores (pigmentos de colores) en conmemoración del amor divino que Radha profesaba por Krishna, ambos importantes deidades hindúes. También se considera como una forma de librarse de los posibles errores cometidos en el pasado, esto es, perdonar y olvidar.

Idiomas

Como ya hemos mencionado con anterioridad, la India es un país multicultural y multiétnico. Por esta razón, no es de extrañar que en él se hayan reconocido hasta 30 idiomas oficiales y existan unas 2.000 lenguas sin reconocimiento oficial.

De acuerdo con la Constitución de la India, los idiomas oficiales del gobierno nacional son el hindi y el inglés. No obstante, el inglés dejó de funcionar como idioma del gobierno a partir de 1965 al igual que el hindi, aunque a nivel extraoficial ambos idiomas son altamente influyentes tanto para la comunicación en el gobierno como para los negocios. Asimismo, en Goa es muy frecuente el uso del portugués. El sánscrito, por su parte, es una lengua clásica hablada a día de hoy por únicamente 200.000 hablantes.

En la tabla que se muestra a continuación se enumeran los 19 idiomas más hablados de entre estos 30 y la región en la que se habla cada uno:

Idioma Región
Asamés Assam
Bengalí Bengala Occidental y Tripura
Bodo Assam
Dogri Cachemira y Jammu
Guyaratí Guyarat, Damán y Diu, y Dadra y Nagar Haveli
Hindi Bijar, Chandigarh, Chhattisgarh, Islas Andamán y Nicobar, Delhi, Jariana, Himachal Pradesh, Jharkhand, Madhya Pradesh, Rayastán, Uttaranchal y Uttar Pradesh
Canarés Karnataka
Konkani Goa
Maithili Bihar
Malayalam Lakshadweep y Kerala
Manipurí Manipur
Maratí Maharashtra
Nepalí Sikkim
Oriya Orissa
Panyabí Panyab
Támil Tamil Nadu y Pondicherry
Télegu Andhra Pradesh
Urdu Cachemira y Jammu
Punjabi Punjab

Literatura

Dentro de la literatura de la India, el Ramaiana y el Majábharata son las dos epopeyas más difundidas a la vez que antiguas. A lo largo de los años, se han escrito diferentes versiones y adaptaciones de estas obras y han sido difundidas a lo largo del sudeste asiático, en países como Indonesia, Tailandia y Malasia.

Destaca especialmente el Ramaiana, epopeya que influyó enormemente a la hora de definir el estilo de vida hinduista, especialmente en el establecimiento del rol del dharma, que significa literalmente conducta piadosa correcta y que se ha aplicado como principio básico dentro de la cultura india.

El Ramaiana, también Valkimi Ramaiana, ha influido enormemente en el arte y la cultura del subcontinente indio, así como del sureste de Asia, y se considera que contiene las enseñanzas básicas de la educación.

La Navidad, aunque es, realmente, una costumbre procedente de la religión cristiana, hoy en día se celebra casi en cualquier rincón del mundo, donde ha trascendido más como una costumbre que como una mera tradición religiosa. En la India, la Navidad se festeja por todo lo alto y, con el paso del tiempo, se han ido incorporando a las tradiciones típicas otras más propias de este país.

En lo referente a los símbolos navideños hindúes, aunque se pueden mencionar varios, el principal es uno muy popular alrededor del mundo: hablamos de Papá Noel o Santa Claus. Como en cualquier otro país, los niños indios piden sus deseos y esperan regalos del querido señor de barba blanca que recorre el mundo cada 24 de diciembre.

No obstante, a este símbolo internacional se añaden otros más propios de la cultura india, como Lakshmi, la diosa de la fortuna, a la que se rinde homenaje durante la velada del 24 de diciembre; y Ganesha, la archiconocida deidad con cabeza de elefante considerada como amuleto de la buena suerte y la prosperidad.

Otra costumbre de la Navidad en la India es la de recibir la llegada de esta festividad con grandes desfiles por las calles, en los que sus asistentes se disfrazan, en especial los niños. En cuanto a los regalos, éstos se consideran señal de abundancia y una vía por la cual atraer a la energía positiva. Por ello, es costumbre que todo el mundo reciba y dé al menos un regalo. A nivel culinario, el dulce tradicional del Día de Navidad (25 de diciembre) es el pan de frutos secos.

Ritual de niños al aire

Una de las costumbres más raras de la India es la que representa el ritual conocido como ritual de niños al aire. Consiste en arrojar literalmente a niños recién nacidos desde una altura de 15 cm. Esta práctica es muy habitual en la India.

Su origen se remonta a la India antigua, aunque se desconoce la fecha exacta, pero se estima que podría remontarse a hace unos 500-800 años. Esta celebración la trajeron, en realidad, los árabes a la India y aún a día de hoy se lleva a cabo en el templo Maruti, situado en el estado de Karnataka, al sur de la India.

La caída de los niños tiene lugar sobre una tela elástica de color blanco extendida a la luz del sol y sujetada por algunos hombres. Este acto simboliza la prosperidad en la vida de este niño, quien, gracias, a este rito, gozará de buena salud y la bendición de Dios.

Saludo

El saludo originario de la India se conoce como Námaste y es empleado en varias tradiciones budistas y culturas asiáticas. El Námaste se utiliza tanto para decir hola como adiós, así como para dar las gracias, mostrar respeto hacia el interlocutor e incluso para rezar.

Esta expresión va acompañada de una ligera inclinación de la cabeza y las palmas de las manos abiertas y pegadas entre sí a la altura del pecho, más o menos debajo de la barbilla, similar a la posición típica para orar. El saludo ha pasado a denominarse así porque, a este gesto, acompaña la palabra námaste.

La etimología de este término procede del idioma sánscrito y está formada por namas-, que significa reverencia o adoración, y -te, literalmente a ti. Por tanto, námaste significa te reverencio a ti.

Esta expresión se utiliza con mucha frecuencia en las prácticas de yoga como forma de saludo y de despedida, aunque también es símbolo de expresión de buenos deseos. En la cultura japonesa existe también y se llama gasshō.

Sari

El sari, también denominado saree o shari, es el vestido utilizado por las mujeres del subcontinente indio. Es un traje hecho de seda que se enrolla alrededor del cuerpo como vestido y que puede ser de diferentes colores. El término sari procede del idioma hindi y significa, simplemente, vestido.

La tela suele medir entre 4,5 y 8,2 m de longitud y entre 1 y 1,2 m de ancho. Se coloca alrededor de la cintura y se deja uno de los extremos enrollado por encima del hombro, de manera que el estómago se queda al descubierto. La parte de arriba se llama choli y la falda inferior se conoce como lehenga.

El origen de esta prenda se remonta a los años 1800 y 2800 a.C., periodo en el que vivió la Civilización del Valle del Indo en la parte occidental del subcontinente indio, cuando se representó por primera vez a un sacerdote cubierto con una especie de bata. Por ello, el sari está considerado como una prenda unisex.

Existen numerosos tipos de sari que se diferencian entre sí básicamente por la decoración de su tela. Así, los más utilizados son los banarsis, que llaman la atención por su delicadeza, lo fina que es la seda y el diseño inspirado en el arte mogol, lo que lo convierte en la prenda por excelencia en ocasiones especiales (p. ej. bodas).

Sadhus

Un sadhu o Saa-dhu es la máxima representación de la religión hindú en la actualidad. Se trata de un asceta hindú o monje que sigue el camino de la penitencia, el progreso espiritual y el equilibrio mental a través de la conducta denominada Sadhana. Los sadhus practican esta conducta a diario a fin de corregir su mente y ejercitar su cuerpo para alcanzar el infinito en su interior.

El Sadhana es la cuarta fase dentro de las etapas de la vida que establece el Hinduismo tras haber estudiado, así como haber sido padre y peregrino. Los sadhus renuncian a los placeres terrenales o materiales para así poder hallar los verdaderos valores de la vida. Así, los sadhus viven dentro de la sociedad, aunque intentando ignorarla.

Todo sadhu imita la vida de Shiva, un ser mitológico de la tradición hindú considerado como el principal de todos los ascetas. El traje típico de estos monjes es de color azafrán para simbolizar que han recibido la bendición de la sangre fértil de Parvati, la pareja de Shiva.

Odissi, la danza clásica de la India

Las artes escénicas han sido desde siempre uno de los pilares básicos dentro de la cultura de la India. El arte de la danza o Nâtya-shâstra y el espejo del gesto o Abhinaia-darpana son dos textos escritos originalmente en sánscrito que se han conservado hasta nuestros días desde que se escribieran aproximadamente entre el año 200 a.C. y el 300 d.C. La danza para la cultura india es un arte deliberado, esto es, ningún elemento es fruto del azar, sino que busca transmitir ideas.

Según el Nâtya-shâstra, existen nueve estilos de danza: el Bharata natyam, el Odissi, el Mohiniyattam, el Kuchipudi, el Kathak, el Kathakali, el Manipuri, el Sattriya y el Chhau. Evidentemente, cada uno de estos estilos posee un traje característico. Además, las danzas son una representación narrativa de los elementos propios de la mitología hinduista. De acuerdo con la actriz india Ragini Dwivedi, el arte de la danza en la India se considera como una expresión de la belleza interior y la divinidad del ser humano.

Joyería tradicional

Al igual que el resto de costumbres mencionadas más arriba, la joyería tradicional de las mujeres indias es tan variada como llamativa y se caracteriza por sus diseños, hechos para casi cualquier parte del cuerpo. Por lo general, la joyería de la India varía dependiendo de la región, ya que cada una posee un estilo único y original. Así, en los estados de Andhra Pradesh y Orissa se suele trabajar la filigrana de plata, conocida como Tarkashi.

En cualquier caso, existen nueve joyas básicas y comunes en el atuendo diario de la mujer india. En la cabeza, el ornamento que se lleva en la mitad del cabello y que termina en la frente se denomina Maan Tikka. Esta joya se utilizaba exclusivamente para las bodas, pero hoy en día se utiliza en otros contextos como los festivales. Por su parte, el famoso anillo o piercing nasal recibe el nombre de Nathni. Los pendientes o aretes se llaman Jhumka y los utilizan tanto los hombres como las mujeres desde la Antigüedad, cuando se utilizaban huesos de animales o piezas de madera.

19 comentarios

  1. Hola, chicos. Me ha encantado este artículo, muy completo. Yo he estado en el Festival de Pushkar y quería decir que es algo que realmente vale la pena ver alguna vez en la vida. ¡Los camellos son de lo más simpáticos!

  2. ¡Qué interesante!

  3. Soy fanática de Bollywood… es mi sueño poder algún día conocer este precioso país.

  4. Me encanta todo lo que se refiere de este país tan maravilloso. Gracias por esta página, así he podido conocer un poco más de sus costumbres.

  5. ¿Cómo puedo hacer para casarme con una mujer de la India? Haría lo que fuese… las mujeres indias son perfectas.

  6. 😀 Está genial la página.

  7. MONICALINTAS

    Mi pregunta es: ¿hasta qué edad consideran menores o niños a los hombres y mujeres? Tengo entendido que a los hombres no los dejan casarse hasta los 26 años, momento en el que son entregados por sus padres. ¿Es así?

  8. ¡Hola! Me gustaría conocer como visten las madres hindúes a los bebés.

  9. Hola, me gustaría saber qué significa que te arrojen pétalos al suelo junto a tus pies.

  10. Está muy bien.

  11. teresita castellano

    Muchas gracias. Agradezco información de la India actual.

  12. teresita castellano

    Encantada de leer las opiniones sobre la India, un país con cultura espiritual. Agradecida de tener información de la India actual, porque es mi interés. Muchas gracias y feliz jueves.

  13. Soy mexicana, pero me encantaría vivir en la India con mi amado y someterme a sus costumbres y religiones.

  14. Me gustaría saber todo acerca de sus costumbres, ya que estoy enamorada de un hombre de Punjab (India) y no quiero desilusionarlo el día que lo conozca. A mí me fascina todo ese mundo de misterio de los hindúes, incluyendo su forma de vestir.

  15. Yo espero en mi boda ponerme 3 vestidos de mi país, Marruecos, y un vestido de india, porque me encantan. Espero que me digais dónde lo puedo comprar.

  16. Me ha servido mucho.

  17. Me parece muy interesante la cultura hindú.

  18. ¡Me ha servido!

  19. Esta página está genial.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>