Las costumbres de España responden a la unión de los pueblos que le dieron origen. Diferentes razas, religiones y costumbres que se fusionaron para que hoy España tenga ese acervo cultural tan rico.

Amigos

La cultura de la fiesta es muy admirada y al llegar el viajero no tarda en disfrutarla integrándose en ella. Los españoles, pueblo amigable y afectuoso, no dudan un instante en aprovechar un encuentro para darse a una animada charla, en la esquina de una calle o en el bar, con un café o una cerveza por medio. Esta tradición sorprende gratamente al visitante. Puede ser que allí este la causa de que las comidas se hagan tan tarde: al mediodía se come sobre las 15 horas y la cena es alrededor de las 22 horas.

La siesta

Mundialmente conocida la siesta que se hace después de la comida del mediodía. Muy bien aceptada por quienes nos visitan. Costumbre que, por saludable, se está extendiendo en el extranjero. Aunque su nombre, por novedoso, aún no tiene traducción a otras lenguas.
El marcado rasgo de pueblo hospitalario y alegre que comparte con quien llega es el más característico del país.