Las costumbres y fiestas tradicionales de Cantabria son tan variadas como su geografía. Se celebran multitud de fiestas patronales, ferias de origen comercial y festividades de origen pagano con mayor o menor pervivencia del folclore tradicional

El segundo domingo de agosto se celebra en Cabezón de la Sal el Día de Cantabria, con motivo del cual se practican multitud de actividades tradicionales como el juego de los bolos, arrastre de bueyes, mercados de artesanía y representación de danzas y música cántabras. Está además considerado de Interés Turístico Nacional.

En cuanto a ferias, entendidas como grandes mercados de productos celebrados periódicamente, destaca la Feria de Ganado de Torrelavega celebrada en el Mercado Nacional de GanadoJesús Collado Soto” el tercero más grande de España, que aglutina la compraventa de todo tipo de ganado de la región y parte de las regiones colindantes, siendo el principal producto el vacuno. Por toda la región se celebran ferias ganaderas y de productos típicos semanal, mensual o anualmente que congregan a los vecinos de la comarca.

En cuanto danzas, destacan la Baila de Ibio (danza guerrera); la danza del Romance del Conde Lara (de aire cortesano), la danza de los arcos (de carácter más campestre), el baile de las lanzas en Ruiloba y las de Pericote y el Trepeletré de Liébana. En la música destaca la característica tonada montañesa con la voz sola o acompañada de gaita, las rondas, las mordaces coplas acompañadas por el rabel y las pandereteras.

Baila de Ibio

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Los días de fiesta son también ocasión propicia para los concursos de algunos deportes locales, tales como las regatas de traineras, el juego de los bolos, las competiciones de arrastre de parejas de bueyes o vacas. Pero la forma más frecuente y popular de festejo es la romería, entendida como baile y merienda al aire libre, en la que no falta ni la orquesta, ni los puestos de golosinas, así como el bar ambulante y el puesto de churros.