Costumbres – Argentina

Las costumbres argentinas son prácticamente europeas, excepto en la zona noroeste el país donde es visible la escasa presencia de población de origen europeo. Esto hace que sus costumbres indígenas aun estén vivas, conservando la faceta artesanal más genuina. La simbología del pasado sigue presente y por eso, no sorprende encontrar dibujos de aves, serpientes o llamas en los tejidos de la indumentaria, alfombras, o vajillas.

El saludo en Argentina en la mayoría de los casos es un solo beso en la mejilla incluso entre hombres, aunque esto depende del grado de confianza. Es parte del carácter cercano y afable del argentino. Además verás que son fantásticos anfitriones.
Saludo - Argentina

Una de las costumbres más argentinas es tomar mate. Se trata de una infusión que parte de su encanto radica en el pequeño ritual que se crea en torno a él. Para quienes no lo sepan la palabra mate tiene su origen en el vocablo quechua mathi que significa vaso o recipiente hecho de calabaza para beber. Bueno, pues eso es el mate. Se coloca yerba mate en su interior y una bombilla, que es una especie de pajilla con un filtro en el extremo inferior. El acto de rellenar con agua caliente (nunca hirviendo) se denomina cebar.
Mate - Argentina
El ritual es el siguiente, una de las personas ceba (normalmente la anfitriona), un mate y lo pasa a la primera persona a su derecha. Este lo toma es su totalidad (recuerda que el mate se toma, no se bebe). Una vez terminada el agua, lo devuelve a quien está cebando. Este lo rellena y lo pasa a la segunda persona a su derecha y así hasta llegar a si mismo. Su sabor es amargo, pero eso no es un defecto sino una virtud. Cuanto más amargo de mejor calidad es la yerba. De todas maneras muchos argentinos lo toman con azúcar. Con lo cual parte de la costumbre es que el anfitrión pregunte si lo quieren dulce o amargo y por educación el invitado contestará que como el anfitrión prefiera.