En Grecia, la Semana Santa es la fiesta religiosa más importante, es por eso que tienen una costumbre muy particular y un poco peligrosa. Exactamente en la isla de Chios, dos iglesias rivales prenden miles de fuegos artificiales para enviárselas una a la otra. Esta tradición empezó en 1889, cuando en la ocupación de Otomano confiscaron los cañones de la Isla, y los pobladores prepararon sus propios cohetes. El objetivo es tumbar la campana de la Iglesia del opositor.

Semana santa en Grecia

Los habitantes de Grecia son muy amables con los turistas, la forma de saludarse más común es el apretón de manos, pero los amigos y parientes se abrazan y besas. Si es de día ensaya la frase “Kaliméra sas” para decir “Buenos días” y “Kalispéra sas” para las “Buenas tardes”.

Saludo griego

Existe una antigua leyenda que cualquier desconocido puede ser Dios, es por eso que tratan amablemente a los visitantes. Esa hospitalidad sigue presente hasta ahora, es muy común llegar a una casa griega sin invitación, aunque ellos suelen invitar todo el tiempo a sus amistades. Deberás llegar con flores, chocolates o un buen vino, recuerda que es de mala educación dejar restos de comida en el plato, y si te ofrecen repetir acepta porque si no lo toman como un desplante.

Las mujeres suelen pasar las tardes conversando en las puertas de sus casas, sucede que la mayor parte de la vida griega sucede en la calle. Los hombres salen a jugar cartas por las noches y lo hacen hasta entrada la madrugada.

Calles llenas de Grecia