El Convento e Iglesia de San Francisco se encuentra en el casco antiguo de Pontevedra, en la Plaza de la Ferrería. Es una obra maestra del gótico mendicante pontevedrés que fue declarada Monumento histórico-artístico.

Según cuenta la leyenda, fue fundado por San Francisco de Asís durante su peregrinaje a Santiago de Compostela, en 1214, aunque no hay documentación que lo avale.

La Iglesia, construida sobre los restos del primitivo templo del siglo XIII, data de los siglos XIV y XV. Tiene planta de cruz latina con nave única con tres ábsides poligonales en la cabecera con cubiertas de bóvedas nervadas de crucería, con esbeltos ventanales apuntados. La fachada conserva restos de la antigua construcción y destacan en ella el magnífico rosetón de época moderna que se sitúa entre dos contrafuertes laterales y la puerta principal, con una gran altura.

Las dependencias del Convento se hallaban en el ala oeste del conjunto y en la actualidad se encuentra muy reformada y ocupada por la sede de la Delegación de Hacienda provincial. Posee un claustro del siglo XVIII muy sencillo de planta cuadrada, con un crucero central.

El interior de la Iglesia alberga unos sepulcros medievales, entre los que debemos nombrar el de Paio Gómez Chariño, trovador y almirante de mar del siglo XIII. Dignos de ver son la talla del Nazareno del siglo XIX y las pinturas murales de los siglos XVI y XVIII.