El Convento de las Canónigas de San Agustín, también conocido como el Convento de las Agustinas y como Las Monjas de la Sangre. Se encuentra en la Calle de Las Monjas, del Barrio de la Vila Vella, en el centro de la ciudad de Alicante.

Este edificio se comenzó a construir a fines del siglo XVII para colegio y residencia de jesuitas. Tras la expulsión de esta orden fue ocupado por las monjas canónigas de San Agustín.

Su exterior presenta fachadas planas, con ventanas enrejadas ya que se trata de un convento de clausura. Todo el edificio está rematado por una cornisa a modo de saliente. Orientada hacia el sur encontramos la fachada principal, con una puerta adintelada enmarcada por pilastras.

El edificio se ordena en torno a un patio interior porticado que está inconcluso y no llega a formar claustro, pero en el que hallamos unas bellas columnas toscanas en la galería.

En la Capilla, dedicada a La Purísima Sangre de Cristo, se venera una imagen de la Virgen de la Soledad del siglo XVI-XVII, considerada como la más antigua de las que participan en la Semana Santa Alicantina.

En la actualidad el Convento se encuentra inacabado, y no se permite la visita por ser de clausura. Solamente podemos acceder a la Capilla, que se abre para el rezo del Rosario, diariamente a las 18 horas. No existe un horario para visitas turísticas.