La mayoría de los destinos turísticos tienen un buen sistema de transporte pública. Utilizándolo, evitamos tener que coger un coche, con lo que ahorramos dinero y viajamos más cómodos. Tienes más información en: “Consejos para planificar un viaje“.

Tienes más información en: "Consejos para planificar un viaje".