Si nos encontramos en la situación de haber perdido nuestro vuelo, ya sea por habernos retrasado en llegar al aeropuerto, algún inconveniente, u otro, hay una serie de detalles que debemos tener en cuenta para no volver a pasar por una situación similar.

Tener al menos dos rutas alternativas para evitar el tráfico. Si nos encontramos en un país donde el aeropuerto está cerca a una zona metropolitana debemos tener al tráfico como un factor determinante en el tiempo que demoraremos en llegar a nuestro destino. Si nuestro viaje es internacional se recomienda llegar al aeropuerto con una media de cuatro horas de anticipación así podremos resolver cualquier inconveniente.

Revisar el estado de vuelo. Con la tecnología actual podemos revisar en nuestro móvil, tableta electrónica, Netbook u otros, cualquier variante que pueda publicar la línea aérea en relación al estado de nuestro vuelo, además, veremos si hay cambios de horarios debido a problemas climáticos. Para estas consultas solo necesitaremos nuestro número de vuelo o de reserva y nuestro nombre.

Al ingresar a la página web de la aerolínea puedes aprovechar en realizar tu check-in para que si no lo has hecho puedas llegar al aeropuerto e imprimir la tarjeta de embarque correspondiente.

Tener los documentos a mano. De esta forma podremos hablar rápidamente con las personas de plataforma de la aerolínea a fin de poder gestionar nuestro viaje en otro vuelo. Aparte de los documentos se recomienda tener dinero al alcance por si tenemos que hacer un reembolso para acceder a otro vuelo.

Overbooking. Si bien nosotros tenemos derecho de abordar el vuelo para el que hemos comprado nuestro ticket, hay veces en que las compañías aéreas venden más cupos de los debidos o hay pasajeros que no pueden dejar de viajar en un vuelo y se consulta a otros pasajeros si pueden viajar en el siguiente vuelo. Si nos sucede esto debemos tener en claro que la aerolínea no puede obligarnos a ceder nuestro asiento y que de nosotros aceptar debemos ser beneficiados con un voucher de dinero que podremos utilizar en el futuro.

Si perdemos el vuelo podremos utilizar el overbooking para solicitar a la aerolínea que consulte a alguna persona que está por abordar en el siguiente vuelo si puede cedernos su asiento.