Tanzania es uno de los destinos del planeta que aún conserva parte de su territorio en estado puro. Cuando viajamos a este destino encontramos naturaleza en estado virgen, flora exuberante y una fauna que cuenta con miles de animales de las especies más variadas, todo ello adornado por el macizo montañoso más alto del continente africano: El Kilimanjaro.

viajar a Tanzania

El visado

Para viajar a Tanzania sólo no deben tramitar visado los ciudadanos de Botswana, Brunéi, Chipre, Dominica, Granada, Jamaica, Kenia, Kiribati, Lesotho, Malasia, Malawi, Maldivas, Malta, Namibia, Nauru, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Seychelles, Singapur, islas Salomón, Suazilandia, Tonga, Tuvalu, Uganda, Vanuatu, Zambia y Zimbabwe. Teniendo posibilidades de estar en el país por un máximo de tres meses.

Todos los demás visitantes deberán tramitar el visado en el aeropuerto antes de ingreso al país y deberán contar con un pasaporte con al menos seis meses de validez y su cartilla de vacunación con el registro de vacuna contra la fiebre amarilla.

Tramite de visado

Si hemos cumplido con los requisitos de inmigración y salud, debemos obtener un visado a la llegada al país y en alguno de los siguientes puntos autorizados: Aeropuerto Internacional de Dar es Salaam, Aeropuerto internacional de Kilimanjaro, Namanga Entry Point (entre Tanzania y Kenia) y Aeropuerto Internacional de Zanzíbar.

Es importante indicar que obtener el visado no nos garantiza el ingreso al país ya que los agentes de inmigración podrán negarnos el ingreso. Por eso debemos llevar con nosotros toda la documentación presentada al momento de solicitar el visado.

Tanzania

Costos del visado

El visado a Tanzania tiene dos precios. Si es el visado turista tendremos que abonar 55 euros y si es de negocios el precio es de 75 euros. Una vez que se ha cancelado este precio, no hay reembolso.

La validez del visado puede ser de entrada sencilla, la misma que nos permite estar en el país hasta por tres meses; y de entrada múltiple, que nos permite estar en este destino hasta un máximo de seis meses.