Los ciudadanos de los países miembros de la UE, Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza podrán viajar a Rumania sin tramitar un visado -siempre que la estancia no supere los noventa días-. De necesitar quedarse más días en el país se puede tramitar una extensión de estancia por un tiempo máximo de treinta días más.

Viajar a Rumania

Si somos ciudadanos de Polonia, República Checa y República Eslovaca, podremos ingresar a Rumania sin realizar trámites, sólo con el pasaporte, pero por una estancia de máximo treinta días.

Si estaremos en el país por tránsito sólo tendremos que contar con el billete de avión de ida y no podremos abandonar las instalaciones del aeropuerto; a excepción de los ciudadanos de Afganistán, Bangladesh, Congo Eritrea, Etiopía, Ghana, India, Irán, Irak, Nigeria, Pakistán, Somalia y Sri Lanka, ya que ellos deberán tramitar en su país una visa de tránsito.

Casos especiales

Los ciudadanos de países africanos, China, Cuba, República Dominicana, Corea y Perú, podrán viajar a Rumania si es que cuentan con una invitación oficial de una empresa que pueda ser autentificada o de un particular que tenga residencia (la invitación debe ser enviada a la administración general de pasaportes de Rumania para su revisión teniendo esta una duración media de veinte días hábiles).

Para tramitar el visado deberemos presentar: pasaporte válido al menos con seis meses previos a su fecha de caducidad; ficha de solicitud; dos fotos tamaño carnet; el comprobante del pago consular; seguro médico de viaje; pruebas de solvencia económica con un mínimo de 100 dólares americanos por día y por persona y la carta de un agente de viaje certificado que indique las reservas de alojamiento y de tours.

Visa de negocios

Si viajamos por negocios tendremos que adjuntar la carta de invitación de la empresa en Rumania o del empleador que nos invita, mientras que, si viajamos por estudios tendremos que adjuntar documentos que prueben que nos hemos inscrito en un curso en el país. El trámite tiene una duración de quince a veinte días hábiles como máximo, por lo que se recomienda realizar el trámite con tres meses de anticipación.