Aunque no lo creamos ya que es una de las ciudades más visitadas por turistas en el mundo, conseguir un alojamiento en París no es fácil (lo mejor es hacer reservas con mucho tiempo de anticipación) y peor cuando buscamos uno que sea barato, cómodo y que cuente con servicios básicos mínimos.

Si nuestra estadía en París será mayor a diez días lo primero que debemos plantearnos es el alquilar un apartamento ya que nos saldrá más barato el alojamiento, más si viajamos con más personas, si el caso es contrario y solo estaremos de pasada por la ciudad, podemos ubicar alojamientos a algunas calles del centro de París por 45 a 75 euros la noche por persona (si nos alojamos en el centro los precios no bajarán de una media de 185 euros por persona en los hoteles más baratos).

Por los alrededores del centro también encontraremos habitaciones que nos pueden costar una media de 35 euros por persona pero debemos tener en cuenta que son hostales con habitaciones y baños compartidos como los populares hostels, estos alojamientos suelen abundar en barrios como el Montmartre y Le Montclair Montmartre donde los precios van desde los 30 euros.

Finalmente, si hemos pensado en alojarnos en un hostel pero no tenemos costumbre de cohabitar con otras personas podemos optar por la opción de alquilar una habitación en una casa familiar donde compartiremos los servicios pero no tendremos tanta gente extraña alrededor. En este caso los precios van desde los 20 euros la noche.