La Concatedral de San Nicolás de Bari se encuentra en la Plaza Abad Penalva, en el centro histórico de Alicante, muy cerca de la Calle Mayor. Comparte título con la Catedral de Orihuela.

Este sobrio edificio fue diseñado por Agustín Bernardino, discípulo de Juan de Herrera, y construido entre los siglos XVII y XVIII, en el sitio donde hubo antes una iglesia medieval.

De estilo herreriano, con planta de cruz latina y seis capillas laterales intercomunicadas y siete capillas en el ábside. El conjunto está presidido por una imponente cúpula de 45 metros de altura de orden dórico.

Atesora numerosas obras de arte, destacando la Capilla de la Comunión, en estilo barroco, presidida por un retablo de la Anunciación tallado en mármol. Además del Claustro, donde unas herrerías del siglo XVIII son las protagonistas.

La Capilla de San Nicolás de Bari, Patrono de la ciudad de Alicante, se halla en el centro del ábside. Está recubierto de paneles de madera tallados y dorados en estilo barroco. Enfrente, en el centro del Presbiterio, se encuentra el Baldaquino, hecho en alabastro, jaspe y mármol alicantino.

Horario de visita: de lunes a viernes de 7:30 a 13:00 horas y de 17:30 a 20:30, sábados y domingos de 8:30 a 13 horas y de 17:30 a 21. No se permite visita turística en horario de culto.