Sin lugar a dudas, la mejor forma de llegar a Dublín es por vía aérea. La ciudad está a tan sólo 10km del Aeropuerto de Dublín, el aeropuerto más grande del país y uno de los más grandes de Europa.

Todas las principales aerolíneas del mundo llegan a este aeropuerto. Air Lingus, la aerolínea bandera de Irlanda vuela desde y hacia la mayoría de ciudades en Europa. Ryanair tiene una base en este terminal, por lo que puedes conseguir vuelos baratos desde cualquier parte de Europa. Para mayor información sobre los vuelos a Dublín junto con los horarios, consulta la página Web del Aeropuerto:

http://www.dublinairport.com/

Existen varios medios para llegar a Dublín desde el aeropuerto

Aircoach: Servicio expreso de autobús que conecta el aeropuerto con el centro y varios de los hoteles de Dublín al sur de la ciudad. Sale cada 15 minutos y el trayecto dura unos 30 minutos. El precio de un viaje de ida es de 8 euros.

Dublin Bus: Ofrece también un servicio expreso en las rutas 747 y 748. Sale cada 10 minutos y la tarifa es de 6 euros. Suelen usar el túnel del Puerto de Dublín lo que les evita mucho del tráfico urbano.

Taxi: Es una buena opción si no estás dispuesto a esperar o quieres mayor comodidad. Los precios a la ciudad están entre los 20 y 30 euros, pero al compartirlo con 2 o 3 personas puede llegar a ser más barato que ir en un autobús.

Una opción menos común es irse en ferry. La mayoría de ferries que salen hacia Irlanda desde Europa Continental parten de Roscoff o Cherbourg, al norte de Francia y van hacia el puerto de Cork, a 262km de Dublín. Las dos empresas que hacen este recorrido son: