La mejor manera de llegar a Tenerife es por aire. Pero si lo prefieres puedes hacerlo por vía marítima. Dependerá desde dónde viajes.

La isla cuenta con dos aeropuertos:
El Aeropuerto Internacional Reina Sofía, Tenerife Sur, que se encuentra a 60 kilómetros de Santa Cruz de Tenerife. Allí recalan la mayoría de los vuelos internacionales.

El Aeropuerto Tenerife Norte, conocido como Los Rodeos, a unos 11 kilómetros de Santa Cruz, recibe los vuelos interinsulares y nacionales. Desde cualquiera de ellos puedes llegar fácilmente hasta la capital de la isla, con taxi o autobuses de línea. Por unos 7€ puedes llegar en autobús desde el Aeropuerto Sur hasta Santa Cruz, y 3€ desde el de Los Rodeos.

También los ferrys de Transmediterránea, desde Cádiz, arriban al Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Desde el mismo puerto, la Naviera Armas viaja a Portugal. Otro puerto importante es el de Los Cristianos, al sur de la isla. Desde ambos puertos puedes trasladarte a las otras islas con los jet-foil y ferrys de Transmediterránea, Naviera Armas y Fred Olsen.

La isla es un destino de numerosos cruceros que atracan en sus puertos desde todo el mundo, dada la estratégica situación geográfica de las Canarias. Hay, además, numerosos puertos deportivos.