Existen muchas formas para llegar a la capital de Francia. Sin lugar a dudas, si estás en un país de Europa o en otro continente, la opción más cómoda es llegar en avión, claro que no siempre es la más barata, todo depende de la aerolínea que elijas. Una vez en el aeropuerto puedes tomar, por ejemplo del Paris Roissy Charles De Gaulleel, el Roissybus que cada 15 minutos tiene un servicio, te llevará en 45 minutos al centro de la ciudad, los taxis también demoran lo mismo y su precio oscila entre 35 y 40 euros.
Mientras que del Aeropuerto Orly de París tienes dos vías más comúnes, tomar el tren, la línea C del rápido te puede dejar en las estaciones Gare d’Austerlitz, St Michel, Invalides y Porte Maillot. El Orlybus va hasta la estación de PER y de métro Denfert-Rochereau. El Jetbus va hasta la estación de métro Villejuif-Louis Aragon. Ambos pueden dejarte en el centro, en una hora.

Avion Paris

Otra manera de llegar a Paris es a través de tu propio coche, si estás en España u otro país cercano no tengas temor porque las carretera son muy buenas, sólo ten presente que este tipo de viaje es un lujo por los excesivos gastos en gasolina, peaje y comidas.

Autos para llegar a Paris

Pero lo mejor de Paris es su sistema de trenes, pues está perfectamente comunicado con otros países de Europa. Por ejemplo desde España puedes tomar el Trenhotel que es el que hace trayectos nocturnos, por lo tanto si lo tomas por noche, llegarás a Paris a primera hora de la mañana. Existen seis estaciones en toda la capital y es el de la estación de Lyon que podemos salir a diferentes países de Europa.

Tren Paris

Finalmente también es posible llegar en autobús, esto se debe a la famosa línea Euroline que conecta a casi todas las ciudades europeas con la capital francesa. Su terminal de Paris – Gallieni es accesible vía transporte Metropolitano o por carretera. Puedes llegar tomando el Metro Línea 3 estación Gallieni (Terminus).