Las formas para llegar a Buenos Aires son:

Por avión:
El Aeropuerto Internacional de Ezeiza “Ministro Pistarini” es el que recibe los vuelos que llegan desde el extranjero. Está a 35 kilómetros al sudeste de la ciudad, en el municipio de Ezeiza. Para llegar al centro hay empresas privadas de transfer, como Manuel Tienda León, que llegan en una hora por $50 (U$S13 y 10€) y funcionan las 24 horas. También hay autobuses de línea que, aunque cobran $1,35 (U$S0,35 y 0,30€) , tardan unas 2 horas porque tienen muchas paradas intermedias. Puedes coger taxi o remís (coche de alquiler con chofer) por una tarifa aproximada de $180 (U$S45 y 36€).

El Aeropuerto Jorge Newbery se encuentra en la ciudad y recibe los vuelos de países limítrofes y nacionales.

Por carretera:
La red de carreteras del país es muy extensa, por lo que a la ciudad se puede accedes desde cualquiera de los países limítrofes con autobuses o coche. Las empresas de autobuses de larga distancia internacionales son muchas y ofrecen servicios equiparables a la primera clase de cualquier aerolínea, con baño, comidas completas, azafatas y proyecciones a bordo, y un sistema de asientos reclinables hasta 180º. La estación de autobuses se encuentra muy cerca del centro.

Por vía fluvial:
Hay servicios de barcos hasta las ciudades de Colonia y Montevideo, en Uruguay, saliendo desde el Puerto de Buenos Aires, que se encuentra a escasa distancia del centro de la ciudad. A la ciudad llegan también cruceros internacionales desde el resto del mundo.