Al viajar en avión, ya sea por ocio o por trabajo, es vital para que viajemos con comodidad a nuestro lugar de destino. Muchos pasajeros aéreos se preguntan cómo acertar con su elección, y es que un asiento incómodo puede hacer que nuestro viaje empiece con mal pie. A continuación te exponemos qué debes tener en cuenta a la hora de hacer tu elección.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Cómo elegir el mejor asiento en el avión

Numeración y medidas

Durante la compra de nuestro billete, se nos mostrarán dos opciones, dependiendo de la compañía aérea: por un lado, podremos elegir asiento o, por otro lado, se nos asignará uno de manera automática.

Este último es el caso de las aerolíneas low cost, las cuales te asignan por defecto un asiento y, si deseas un asiento preferencial, tendrás que abonar una tasa extra. Sea como sea, una vez tenemos nuestro asiento asignado nos aparece una letra y un número, los cuales nos indican cuál es nuestro asiento.

El número nos indica cuál es la fila que se nos ha asignado y, la letra, el asiento específico que nos ha tocado dentro de esa fila.

Las letras suelen ir desde la A hasta la J, evitando utilizar las letras O, I y S porque se pueden confundir fácilmente con los números. Así, el asiento A se sitúa a la izquierda del todo y el J en la parte derecha, de modo que estos siempre están junto a la ventanilla.

El número de asientos por fila dependerá de lo ancho o estrecho que sea el modelo de aeronave. Sabiendo esto, podemos hacernos una idea de la disposición de un avión a nivel general, por lo que ya seremos capaces de seleccionar nuestro asiento en función de si queremos estar al lado de la ventanilla o, más bien, cerca del pasillo.

En cuanto a las dimensiones, dependen del modelo de aeronave. Por lo general, los asientos son algo más estrechos conforme se acercan a la cola del avión, motivo por el cual muchos pasajeros frecuentes prefieren elegir los asientos que se encuentran a la entrada del avión.

Normalmente, las aeronaves de pasajeros para vuelos transoceánicos cuentan con siete asientos por fila (2 + 3 + 2). En cambio, los de corta distancia suelen tener seis por fila (3 + 3) o incluso más pequeños, con cuatro asientos por fila (2 + 2).

Ubicación

El lugar donde se encuentre nuestro asiento o los elementos próximos al mismo pueden convertirse en factores determinantes a la hora de hacer de un vuelo una experiencia agradable y placentera o, de lo contrario, un rato interminable e incómodo.

En la siguiente lista te enumeramos las ventajas y las desventajas de cada parte del avión para que puedas juzgar por ti mismo.

Alas

Si buscas estabilidad, los asientos que se encuentran en línea con las alas son los más estables, dado que es donde se vinculan los ejes longitudinal, transversal y vertical de la aeronave. En cambio, hay pasajeros que prefieren no sentarse en esta zona porque las alas les entorpecen las vistas desde la ventanilla.

Pasillo

Los asientos que se encuentran junto al pasillo son los más demandados por aquellos pasajeros que suelen ir con frecuencia al servicio durante el vuelo, ya que así no molestan al resto de personas que se encuentren en su misma fila.

También los pasajeros altos tienen preferencia por estos asientos, porque tienen más amplitud para poder estirar las piernas. Las personas que tienen prisa por bajar del avión también confiesan preferir esta zona porque les permite coger su equipaje de mano rápidamente del compartimento, lo que les agiliza el proceso de salida.

Salida de emergencia

Los aviones tienen dos salidas de emergencia, una en la parte frontal y otra en la parte trasera. Muchos pasajeros se decantan por estos asientos porque tienen fama de ser más anchos y espaciosos. No obstante, has de saber que los asientos de la salida de emergencia de la parte delantera no son reclinables.

Ventanilla

Los asientos junto a la ventana del avión son los más demandados por un 60% de los pasajeros. La ventaja principal de estos asientos es que resultan más cómodos si quieres dormir durante el trayecto. Otra razón por la que son los más solicitados es porque se puede disfrutar en todo momento de las vistas a través de la ventana.

Espacio

Como no todos los aviones son iguales, el tema de espacio es vital en el momento de seleccionar nuestro asiento. Aquí te exponemos cuatro factores que debemos tener en cuenta:

  • Espacio entre asientos: dependiendo de si viajamos en clase turista o business tendremos entre setenta centímetros y dos metros de espacio entre los asientos. Además, los asientos de primera clase son más ergonómicos.
  • Reclinamiento: este dato puede diferenciar un viaje confortable de uno incómodo. Sabiendo el ángulo de inclinación que podrá tener nuestro asiento podremos calcular la distancia con el asiento de adelante. Algunos aerolíneas de bajo coste no tienen asientos reclinables, pero por lo general todas los asientos de una aeronave tienen algún grado de reclinación.
  • Ancho del asiento: normalmente, los asientos de clase turista miden 45 cm de ancho; en cambio, en primera clase podemos encontrar asientos de hasta 48 cm.
  • Seguridad: varios estudios demuestran que los asientos más seguros son los de las últimas filas. Así, frente a un accidente aéreo, los pasajeros de la cola tendrían un 40% más de posibilidades de sobrevivir que los pasajeros de las primeras filas.

Además, si nos encontramos cerca de una salida de emergencia podemos sentirnos más seguros y esto es algo que puede hacer nuestro viaje más placentero.

Bebés y niños

A las familias que viajan con un bebé en el avión se les asignan normalmente los asientos de las primeras filas o los de las salidas de emergencia, puesto que son los asientos más espaciosos, sobre todo si tienes que dar de comer a tu bebé.

Ten en cuenta que los niños menores de dos años no tienen derecho a asiento, por lo que tendrán que ir en brazos de un adulto. Por ello, es vital elegir un asiento cómodo, sobre todo si tu viaje va a ser largo.

En cuanto a los niños de dos años para arriba, una buena opción sería que se sentasen junto a las ventanas, porque esto les hará el viaje más entretenido al poder observar el paisaje.

Personas con sobrepeso

Las personas con sobrepeso u obesas experimentan bastantes problemas cuando viajan en avión debido a los asientos, porque les pueden resultar excesivamente estrechos.

Por este motivo, en la actualidad las aerolíneas conceden a estas personas la opción de solicitar tener un asiento libre al lado, siempre y cuando esto sea posible y la aeronave no vaya muy llena, así como a pedir extensores del cinturón.

En cualquier caso, nuestra recomendación para estas personas es que elijan los asientos que se encuentran junto a las salidas de emergencia o los de primera fila, puesto que son más anchos que el resto.

Para más información al respecto, te aconsejamos que leas el artículo en que hablamos sobre este tema: Gestión del vuelo para personas obesas o discapacitadas.

Este artículo ha sido compartido 20 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Viajando en avión" para que puedas seguir la lectura: