La salchicha es uno de los ingredientes básicos de la gastronomía alemana (la podemos ver presente en ensaladas, pastas, recetas con arroz, entre otros) no en vano existen en este país más de mil quinientos tipos -cada región tiene su especialidad- destacando algunas por su sabor y popularidad.

Las salchichas tienen como principal ingrediente la carne picada de cerdo o de vaca, sin embargo, existen muchos tipos dado que a algunas se les incorpora otros tipos de carnes blancas y rojas, especies, y algunas hierbas. Dentro de todas las variantes existentes se determinan dos grandes grupos: las Bratwurst (para asar en parrilla) y las Brühwurst (para comer cocidas o al vapor).

Tipos de salchichas

Dentro de estos grupos encontramos algunos tipos de salchichas populares, entre ellos:

– Frankfurter, salchicha de color marrón que es utilizada para comer cocida al vapor.
– Rostbratwurst, originaria de Nuremberg, destino que es considerado el creador de las salchichas.
– Fleischwurst, salchicha de carne de cerdo que se come hervida y es de tamaño grande.
– Currywurt, una de las salchichas más populares en Alemania, la Currywurt se come trozada y acompañada de salsa de tomate y curry.
– Bockwurst, salchicha de color marrón que combina carne de cerdo y de ternera.
– Debrecziner, salchicha de sabor picante que está compuesta de carne de cerdo y solo un quince por ciento de carne de ternera.

Acompañamiento

El acompañamiento de las salchichas alemanas puede ser variable, sin embargo, es típico que se acompañen con ensalada de col hervida que se prepara con hojas de laurel, trozos de jamón ibérico y un poco de vino blanco (Choucroute) o ensalada de patata (Kartoffelsalat). En otros países como España se suelen acompañar con ensaladillas rusas y pastas.

Dentro de las recetas de cocina más populares que tienen como base las salchichas alemanas tenemos: Choucrute con cerdo, Salsa de salchichas, Salchichas al vino, Locrio de salchichas y Barquitas de Frankfurt.