Venecia posee clima mediterráneo. Con inviernos suaves y veranos muy calurosos. El viento sirocco que sopla desde el sur lleva a la ciudad mucho calor y humedad. Es un clima bastante cambiante a lo largo del año, convirtiéndose en un factor a tener en cuenta para organizar nuestro viaje.

Entre mayo y septiembre el clima es cálido, con ocasionales tormentas fuertes. La temperatura media en verano oscila entre 25-29ºC. Julio es el mes más caluroso llegando a registrar temperaturas de 40ºC. Como la humedad es muy elevada la sensación de sofoco es muy alta.

En invierno las temperaturas medias están entre 6-10ºC. Es muy lluvioso y en ocasiones nieva, aunque no es lo habitual. Las nieblas son comunes y causan el corte de servicios de vaporetto y transporte público, pero eso no es un problema en esta ciudad.

Las inundaciones que sufre Venecia son conocidas como Agua Alta, es un fenómeno bastante frecuente especialmente en primavera, otoño e invierno. En noviembre es casi diario, y llega a afectar hasta el 96% de la ciudad.

No olvides tu chubasquero, tus botas para agua y zapatos cómodos. Son las claves para tu maleta.