El clima de Santiago de Compostela es de tipo oceánico húmedo. Este tipo de clima se caracteriza por ser suave a lo largo de todo el año.

Así podremos hallar unas temperaturas medias anuales en los 15ºC. Los veranos suelen ser más calurosos y las temperaturas van desde los 14ºC los 25ºC. En invierno, el mes más frío es enero, con temperaturas extremas de 4ºC y 11ºC. Lo que nos indica que no suele haber variaciones muy acentuadas.

Las precipitaciones se concentran especialmente en invierno y se pueden extender a otoño y primavera, con un registro anual de casi 2.000 mm anuales. Con unos 141 días con lluvias por año esta comunidad se ha ganado la fama de lluviosa, nosotros te recomendamos que siempre lleves en tu equipaje un chubasquero.

Santiago de Compostela se encuentra situada casi en el centro geográfico de Galicia, a 260 metros sobre el nivel del mar y a unos 30 kilómetros de la costa atlántica y en medio de las campiñas fértiles que caracterizan esta zona. Forma parte de la región denominada España Verde junto con las otras Comunidades del norte español.