El clima de Roma no es extremo. Posee un clima mediterráneo. Los inviernos son suaves, con temperaturas entre 5 y 15 grados.

Lluvia en Roma

Los meses de junio a septiembre son calurosos, especialmente en julio y agosto, donde se puede llegar a los 35 grados. En octubre y noviembre llueve bastante, pero, en general, hay lluvias a lo largo de todo el año. Casi te convendría llevar siempre un chubasquero ligero o un paraguas.

Gladiadores en la lluvia

Pero el encanto de esta ciudad varía dependiendo de la estación en que esté. Siempre tiene una cara nueva para mostrarte. Y, es muy probable que, después de una lluvia fuerte, casi sorpresivamente salga el sol y las nubes desaparezcan, o tal vez te regale con un bello cielo estrellado.

Helados en Roma