El clima de Portugal varía bastante de una región a otra. Está sometido a la influencia del relieve, la latitud y la proximidad al mar, los cuales regulan la temperatura del país.

Los veranos son cálidos y secos, sobre todo en las regiones del interior (Nordeste trasmontano y el Alentejo). En la costa el calor es moderado por la influencia del mar. Las temperaturas pueden llegar hasta los 30 °C.

Clima de Portugal

Durante el otoño se registran frecuentemente días soleados con temperaturas cálidas. Cuando se producen al inicio de noviembre se conocen como “Verano de São Martinho” (Veranillo de San Martín), por la proximidad de la fecha en que se celebra ese Santo (el 11 de noviembre).

Los inviernos son suaves, especialmente en el Algarve (sur). En las zonas de Oporto (norte) y Beiras (centro) —especialmente en las zonas más cercanas a España— los inviernos son más fríos. A pesar de ello, la temperatura no baja de los 10 °C, bastante moderada en comparación con el resto de Europa.

Nieve en Portugal

Las nevadas son más frecuentes en la Serra da Estrela (este), donde se encuentra el punto más alto de Portugal (1991 metros sobre el mar). Se dan las condiciones para la práctica del esquí.