La isla de Lanzarote posee un clima absolutamente moderado, por hallarse bajo la influencia de las corrientes marinas frías y los vientos alisios del anticiclón de las Azores. Este clima subdesértico tan suavizado le ha valido para que la UNESCO declarase a la isla entera Reserva de la Biosfera. No se registran variaciones térmicas grandes entre día y noche ni en el año.

El verano de Lanzarote

La temperatura media anual del aire es de alrededor de 21ºC y la del agua está entre 17-23ºC, permitiendo todo tipo de deportes náuticos el año entero. Los meses más fríos son los de enero y febrero, con 17ºC de media y la mayor concentración de sus escasas precipitaciones.

Primavera de Lanzarote

El verano mantiene una temperatura media de 24ºC, con los mayores registros en agosto y septiembre, superando rara vez los 30ºC, y alta humedad ambiente a causa de los alisios pero sin lluvias.

Las noches de Lanzarote

La isla recibe brisas constantes casi todo el año, del sector noroeste, de unos 20-30 km/h por lo que permite la práctica de vela ligera, windsurf, kitesurf y demás deportes que dependen del viento. Debido a este viento sufre episodios de calima, entrada de polvo en suspensión desde el África, lo que eleva las temperaturas y reduce la visibilidad.