En Italia el clima es mediterráneo en general, pero varía de norte a sur y si estás en la playa o en las montañas. El promedio de temperatura al año es de 11 °C a 19 °C. En Toscana y Milán el invierno es más frío, llegando a temperaturas de 2°C, con presencia de lluvia durante la primavera y otoño, mientras que el verano es sumamente caluroso y seco con hasta 25 °C.

Inviernos frios en Toscana y Milan

En el resto del país las temperaturas son más suaves pues en invierno no llega ni a 13 °C y las precipitaciones son escasas. Pero sí debes estar preparado para verano pues el calor puede alcanzar los 30 °C. Si decides visitar Italia te recomendamos que lo hagas durante los meses de mayo a junio y de septiembre a octubre, así evitas el calor intenso y los grandes grupos de turistas que se concentran entre julio y agosto.

Veranos calurosos

En verano lleva ropa liviana, el algodón y lino son los materiales más propicios para llevar en esta temporada. Si llegas en invierno si deberás empacar ropa abrigadora, pero si tu destino es el sur la ropa de media estación es ideal.

Precipitaciones en el sur