La isla de Gran Canaria es un ejemplo del clima del archipiélago conocido como “Islas Afortunadas” por su clima benigno. Anualmente las temperaturas medias máxima y mínima oscilan entre 6/8ºC solamente, lo que no permite grandes cambios. La isla está declarada Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO.

Gran Canaria en primavera

Las temperaturas medias en verano son de 20,6ºC, en primavera de 24,2ºC, en invierno de 19,5ºC y en otoño de 24ºC. Se dice que esta isla es un “continente en miniatura” por el resumen de contrastes geográficos en tan pequeña extensión, lo que causa la existencia de multitud de microclimas locales. Así, la zona costera meridional es seca y soleada casi todo el año, y a una hora de coche subiendo la montaña encontraremos nieve.

Nieve en las montañas

La temperatura de las aguas varía a lo largo del año de 18ºC hasta 22ºC, y junto a las 2.700 horas de sol, permiten que exista sólo una temporada de playa, deportes y actividades al aire libre.

El clima templado de Gran Canaria

Los vientos alisios del norte europeo traen a la isla aire fresco y húmedo, las nubes del continente filtran y atenúan los rayos solares y la corriente marina del Golfo suaviza la temperatura.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Este clima de “eterna primavera” llevó a que estudios como el de la Universidad de Syracuse (USA) declarara a Las Palmas de Gran Canaria la ciudad con el mejor clima del mundo.