La ciudad de Melbourne se encuentra en el hemisferio sur. Se caracteriza por ser un clima cambiante. En la mañana te puedes despertar con una temperatura de 16 grados centígrados y en la tarde llegar a 40 grados centígrados, con variaciones a lo largo del día.

Lluvia en Melbourne

Un día tranquilo con temperatura agradable, de un momento a otro puede transformarse en un huracán con cielo nublado y rayos que vienen desde el Polo Sur. Por eso los habitantes de Melbourne, siempre tiene un paraguas y un abrigo en el maletero del coche. Además, ninguna persona planifica su día o sale de su casa sin saber la predicción del tiempo.

Piscinas de Melbourne

El clima de Melbourne se lo cataloga como un clima loco, pues puede tener temperaturas extremas en un solo día. Debes saber que en invierno pocas veces hace mucho frío, la temperatura oscila entre 6 y 13 grados centígrados. El lugar más cercano a Melbourne donde nieva es Mt Donna Buang.

Usa paraguas en Melbourne

Un dato curioso es que cuando las temperaturas se elevan demasiado en vez de abrir todas las puertas y ventanas de las casas para ventilar el lugar, se cierra todo con el propósito de que el aire fresco que se encontraba dentro de la casa se quede ahí. Debido a las temperaturas que pueden superar los 42 grados centígrados, el viento se siente como olas de aire muy caliente.

La organización gubernamental Bureau of Meteorology (BOM), es la entidad encargada de predecir el tiempo en Australia. También se encarga de predecir la cantidad de rayos UV a los que se estará expuesto durante el día para que la gente tome precauciones. Recuerda que el punto más bajo del agujero de la capa de ozono se encuentra en Australia, por lo que llevar un protector solar es muy importante.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.