El clima de China difiere entre regiones debido a la extensiva y compleja topografía del su territorio.

Al norte los inviernos, de diciembre a marzo, pueden ser muy fríos. En Beijing se han registrado temperaturas de -20ºC de noche. Más al norte, temperaturas de -40ºC no son raras. En verano, de mayo a agosto, las temperaturas en Beijing pueden irse hasta los 38ºC, coincidiendo con las épocas de lluvia de la ciudad. El mejor momento para visitar esta zona de china es primavera y otoño. Las temperaturas de día van de 20ºC a 30ºC, aunque suelen bajar bastante en la noche.

China central está dominada por el valle del río Yangtze. Tiene un largo y húmedo verano entre abril y octubre, el cual alcanza altas temperaturas Las ciudades de Wuhan, Chongqing y Nanjuing en el Yangtze son los 3 “hornos” del país. Los inviernos; sin embargo, son muy fríos, alcanzando niveles de Beijing. La humedad es el común denominador en todas las estaciones.

En el sur, sobre todo cerca a Guangzhou, el verano es una temporada de tifones. Entre julio y septiembre la temperatura puede llegar a los 38ºC. Los inviernos son cortos, ubicándose entre enero y marzo. No es tan frío como en el norte, pero es bueno llevar ropa abrigadora. En otoño e invierno la temperatura es moderada, con un rango de 20ºC a 25ºC, aunque la temperatura puede caer, y agravarse con las lluvias y la humedad.

El noroeste se caracteriza por sus regiones desérticas que pueden ser abrasadoras de día. La ciudad de Turphan, en una depresión a 150 metros por debajo del nivel del mar, es conocida como el lugar más caluroso de china, con máximas de 47ºC. Los inviernos son tan fríos como el resto de China, con temperaturas de -10ºC.