Los días de cielo cubierto son muy frecuentes en invierno, pero hay más lluvia en verano, cuando se desarrollan tormentas muy intensas y cae mucha agua en corto tiempo. En inviernos son característicos los días de llovizna débil persistente conocida como “garúa”. Tienes más información en: “Clima – Buenos Aires“.

Tienes más información en: "Clima – Buenos Aires".