El clima en la ciudad de Barcelona es similar a cualquier ciudad del Mediterráneo. Su principal característica son los cielos claros y despejados a lo largo del año.

Lluvia en Barcelona

Los otoños se caracterizan por tener algunos días de lluvias muy intensas, lo que se conoce como fenómeno de la gota fría. Los inviernos no tienen temperaturas excesivamente frías. Cuando el sol brilla, todas las terrazas se pueblan de gente dispuesta a aprovechar sus rayos.

Terrazas de Barcelona

Los veranos son muy secos y calurosos, con muy poca diferencia entre los registros de temperaturas máximas y mínimas. La vida de la ciudad se traslada a las playas y sus inmediaciones donde nunca faltan las mesas con sombrillas donde refrescarse.