Francia es un país que parece distribuido y pensado en ofrecerles la mejor experiencia a todos los viajeros que recorren sus espacios. Plazas, monumentos, esculturas, calles, jardines, edificaciones, serán los principales atractivos que nos esperan en este país que alberga a París, la ciudad más visitada de Europa. Las principales ciudades que visitar en Francia son:

París. La capital de la moda lidera nuestra lista ofreciéndonos uno de los escenarios más glamurosos y románticos que difícilmente podremos encontrar en otro destino. París encierra un sinnúmero de razones para animarnos a dar una vuelta por sus diferentes lugares turísticos, ya sea desde su impresionante Torre Eiffel o el Museo del Louvre, hasta el romántico paseo por el Arco del Triunfo y la Plaza de la Concordia. Entre las propuestas más concurridas podemos encontrar a la Basílica de Sacré Coeur, el Barrio Latino de París, la Biblioteca Francois Mitterrand, Les Invalides y el Puente Alejandro-.

Cannes. No sólo aguarda uno de los eventos más prestigiosos del cine mundial (Festival Internacional de Cannes, en el mes de mayo), también es uno de los destinos ideales para gozar de unas vacaciones de ensueño, ya sea entre sus playas de arena blanca (sobresalen las ubicadas en la isla de Lérins) o en el Boulevard de la Croisette.

Sarlat-la-Canéda. Una ciudad renacentista que nos ofrece lo mejor de su legado arquitectónico con piezas valiosas repartidas en diferentes museos. Las calles medievales y el fuerte sentido religioso de sus habitantes han propiciado un ambiente cálido y confortable.


Saint Malo.
Reconocida como la ciudad francesa que se viste de murallas y vestigios de piratas, desde Saint Malo es posible acudir a un sinnúmero de playas exóticas que se distribuyen a lo largo de su litoral, así como algunos centros históricos y museos con exhibiciones sobre la I Guerra Mundial en el fuerte de la Cité. Su centro histórico es amurallado y data de finales del siglo XII.