El Central Park está en el corazón de Manhattan en Nueva York. Es el parque urbano más visitado de Estados Unidos, con unos 25 millones de visitantes al año. Consta de 2082 hectáreas y fue inaugurado en 1857 bajo el diseño de Frederick Law y Calvert Vaux. Lo bordea en el norte la 110th Street, en el sur por la 59th Street, por el oeste 8th Street y por el este la 5th Avenue.

El parque tiene varios lagos y estanques de apariencia natural y una reservorio de 43 hectáreas con una pista de atletismo que lo rodea, caminos extensivos, plazuelas y dos pistas de patinaje de hielo (una de las cuales es una piscina en julio y agosto). Existen amplios espacio de jardines que son usadas para meriendas, deportes informales, o para simplemente disfrutar de la paz de la naturaleza. Los 10km de asfalto son usados por ciclista, corredores, skateboardes y patinadores los fines de semana y en las noches, cuando el tráfico de coches es restringido.

La naturaleza es una parte importate del Central Park. Es un oasis para las aves migratorias, especialmente en otoño y primavera. Más de 200 especies de aves son vistas regularmente, por lo que a él llegan muchos observadores de pájaros.

Además entre los atractivos turísticos está el Delacorte Theater, un anfiteatro que alberga los festivales veraniegos de “Shakespeare en el Parque”. El Castillo Belvedere en medio del parque también muy visitado. Es de estilo híbrido entre el gótico y el romanesco y que alberga un observatorio y un museo natural. Otros lugares muy tradicionales son el Teatro de Marionetas y el célebre tiovivo del Central Park.