La Centraal Station (Estación Central) de Ámsterdam es la principal estación ferroviaria del país y es el eje fundamental de la vida holandesa, ya que desde aquí se puede enlazar rápidamente con cualquier otra parte del país. Es la única estación que está ubicada en dentro del casco antiguo de la ciudad. Si visitas Ámsterdam es casi un hecho que vas a pasar por ahí.

Estación Central de Ámsterdam

El proceso de construcción fue muy complejo. Su base está constituida por las tres islas artificiales unidas y forjadas por nueve mil pilotes de madera, los cuales han sido enterrados profundamente en el terreno lodoso. Sobre tales cimientos el arquitecto holandés Pierre Cuypers erigió entre 1882 y 1889 un alargado edificio neogótico (306 metros de largo y 30 metros de ancho), de estilo muy parecido al Rijksmuseum.

Todo esto no estuvo alejado de la polémica. Diversos historiadores coinciden que fue un error catastrófico ya que la construcción fue hecha plena bahía de IJ, lo que implicaba el cierre del embarcadero en Damrak, el antiguo puerto. La culpa se la atribuyen al departamento de ferrocarriles del Ministerio de Transportes, quien impuso la construcción de esta obra.

Estación Central en Ámsterdam

La Estación concentra todo el movimiento de transportes públicos de la ciudad. Aquí convergen paradas de tren tanto regionales como internacionales; el metro, con llegadas directas desde el Aeropuerto de Schiphol y desde otro puntos de la ciudad; el autobús, tanto urbano, regional e internacional; y el tranvía. También encontrarás tiendas, cafeterías y establecimientos de comida rápida. En total, unas 250 mil personas circulan diariamente por la Estación.

Interior de la Estacion Central de Ámsterdam

En la actualidad, la Centraal Station está en reconstrucción debido a la implementación de la línea Norte/Sur del metro (línea 52). Se espera que las obras terminen el 2015.