La Catedral de Málaga, es la Basílica de Nuestra Señora de la Encarnación. Se la conoce como “La Manquita” por su inconclusa torre sur. Fue construida entre los siglos XVI y XVIII, por lo que se puede apreciar una compleja gama de estilos. Este magnífico edificio se ha convertido en uno de los emblemas de la capital malagueña. Se encuentra en el centro histórico de la ciudad, en la calle Molina Lario 9. En el mismo lugar donde antaño se erigía la mezquita mayor y que fuera consagrada tras la Reconquista por los Reyes Católicos.

Foto: Olaf Tausch

Foto: Olaf Tausch

En sus capillas atesora excelentes ejemplos de la imaginería andaluza. Destacando los dos órganos del siglo XVIII, que aún se encuentran en uso, con más de 4.000 tubos.

Foto: Hedwig Storch

Foto: Hedwig Storch

En su antigua Sala Capitular alberga el Museo Catedralicio. Organizado en dos salas cubiertas por un rico artesonado de madera del siglo XIX, este museo expone valiosas obras pictóricas de Ribera, entre otros. En la segunda sala, se muestran al público, indumentaria litúrgica, objetos de culto y bellas obras de orfebrería y de marfil. Todos estos tesoros procedentes de la misma Catedral, en especial de la desaparecida Sala de Ornamentos o Tesoro.

Foto: Panarria

Foto: Panarria

El horario del Museo es de 10 a 18 horas de lunes a viernes y los sábados de 10 a 17. La entrada general es de €4. El acceso es por la Catedral.