En el Centro Financiero de la Ciudad de Río de Janeiro se encuentra la Catedral Metropolitana, una interesante obra arquitectónica que desde el año 1979 forma parte de las atracciones de esta acogedora ciudad. 

Rio de Janeiro

La Catedral Metropolitana es un moderno edificio con capacidad para más o menos 20 mil personas.  Tiene forma cónica  y una imponente estructura que difiere de las iglesias antiguas por su sobriedad.

En su interior destacan sus 4 vitrales de variados colores con forma de cruz, los cuales comienzan en el suelo y culminan en el techo, totalizando 60 metros de altura, lo cual acentúa el carácter imponente de la obra.

Catedral de Rio

Su diseñador fue el arquitecto Edgar Oliviera de Fonseca de tendencia modernista.  La puerta principal ha sido recubierta con 48 placas de bronce con bajo relieves que le dan un aspecto moderno. Además, cuenta con un atractivo campanario de forma cónica.

En su interior también se pueden apreciar esculturas, murales y diversas obras artísticas.  También es digno de mencionar el Museo de Arte Sagrado en cuyo interior encontramos fuentes que se utilizaron en el bautizo de los príncipes de la casa imperial.

Antiguamente la Catedral Metropolitana se llamó Catedral de São Sebastião do Rio de Janeiro y está cercada por los Arcos de Lapa, y el enorme edificio de Petrobras.

Paredes de la Catedral de Rio de Janeiro

Su estructura destaca de entre los edificios que se ubican en esa parte de la ciudad. Sin duda, un lugar que el turista no puede dejar de visitar si viaja a la acogedora ciudad de Río de Janeiro.

Realiza un recorrido por la Catedral Metropolitana de Río de Janeiro en el siguiente video

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.