La Catedral de San Patricio en Dublín se construyó en honor al patrono de Irlanda. Está ubicada al costado del pozo donde la tradición dice que San Patricio hacia sus bautizos. La estructura actual tiene 91 metros de alto; la nave interior tiene 17 metros.

Catedral de San Patricio en Dublín

Originalmente la Catedral era una simple iglesia de madera construida el siglo V en honor a San Patricio. Fue en 1191 cuando la iglesia fue reconstruida en piedra. Durante los años la Catedral sufrió varios cambios. Debido al inminente peligro de colapso, la Catedral sufrió de 1860 a 1865 una importante renovación que dejó el exterior con estilo victoriano.

El interior es gótico y está decorado con monumentos de familias importantes relacionadas a la Catedral. También está el retrato de Jonathan Swift —autor de los viajes de Gulliver— quien fue decano de la Catedral. Dentro también está uno de los órganos más grandes de Irlanda con 4 mil tubos.

Interior de Catedral de San Patricio

El precio de la entrada es de 5,50 euros. Estudiantes y mayores de 65 años pagan 4,50 euros. Grupos de más de 10 pagan 4,20 euros por persona; si son estudiantes, 3,70 euros. Esta tarifa sólo se aplica si vas por turismo. La Catedral abre de marzo a octubre todos los días de 09:00 a 17:30. De noviembre a febrero cierra a las 17:00 y domingos a las 15:00.

La catedral se encuentra en el cruce de la calle Patrick y Kevin. Para llegar debes tomar el autobús 49, 49A, 49B, 50, 54A, 56A, 65, 65B, 77 o 77A.