La Catedral y a su izquierda, el Palacio Arzobispal.

Entrada a la Catedral, desde el Pórtico Renacentista.

Nave central de la Catedral, con los feligreses esperando una celebración litúrgica.

Pila bautismal, en su interior.