Si estamos en el municipio de Guijuelo, en Salamanca, no debemos dejar de asistir a una cata de jamón ibérico de Guijuelo ya que este destino es reconocido por tener la mejor denominación de origen de jamón y por ser quienes se encargan de la producción de más del sesenta por ciento del jamón ibérico.

Cuando asistimos a una cata de este jamón (o lo probamos por primera vez) tendremos que aceptar que su sabor es asombroso. Su sabor y aroma son sutiles, no están saturados de sal, el tocino se deshace en la boca y su masa es equilibrada. ¿Su color? Tiene que ser un rojo intenso ya que eso nos habla de una cría en libertad del cerdo ibérico para que este forme una adecuada estructura muscular y fibrosa.

También aprenderemos sobre maridaje y los tipos de vinos que van con el sabor del jamón de Guijuelo (se destacan los vinos tintos de crianza aunque los vinos de reserva son también una interesante opción).

Para conocer más sobre el jamón ibérico podemos visitar las instalaciones de la fábrica Julián Martín (Calle principal – Filiberto Villalobos 188. Guijuelo). En esta cata podremos pasar un día en las instalaciones de la fábrica de Jamones Ibéricos de Guijuelo y recorrerla para conocer los secadores y bodegas, además del proceso de curación de los jamones y embutidos.

También se incluye un curso de cortes de jamón ibérico y una degustación con los mejores productos, incluido el jamón ibérico puro de bellota. Finalmente, contaremos con tiempo para pasear por la tienda y adquirir los productos que deseemos. Las visitas se realizan todos los sábados o en la semana (pero solo para grupos).