La Capilla Brancacci se encuentra en el complejo de la Iglesia y Convento del Carmine, ubicado en la Plaza del Carmine, en el centro histórico de Florencia cruzando el Arno. La entrada a la Capilla es por un costado de la Iglesia. Fue edificada a fines del siglo XIV.

Su fama se debe a la exposición de las pinturas de Masolino y su discípulo Masaccio, que completará luego Filippino Lippi, cuando los anteriores se retiraran. Claramente se distinguen las autorías de estas obras cuya temática es el Pecado Original y la vida de San Pedro.

La Tentación de Adán y Eva muestran la minuciosidad de los detalles que usó Masolino. La Expulsión de Adán y Eva del Paraíso Terrenal, pintada por Masaccio, destaca por las emociones que logran transmitir los rostros avergonzados y culpables. La mano de Filippino Lippi se nota cuando, al acabar los inconclusos, pone su propio rostro o el de su maestro Botticelli a La disputa con Simón Mago y a La Crucificción de San Pedro.

El horario de visita en días laborables es de 10 a 17 horas, y los festivos de 13 a 17 horas. Cierra los martes. La entrada general es de 4€, reducida de 3€ para edades entre 18 y 25 años y mayores de 65, niños entre 4 y 17 años a 1,50€. Debe hacerse reserva obligatoria y gratuita al teléfono (+39) 055 2768224.