Para llegar hasta la bellísima Cala Saona de Formentera debes transitar casi 3 kilómetros, desde San Francisco, rumbo al sudoeste. Viajarás a través de campos de higueras y pinares hasta llegar a la Cala Saona.

Cala Saona

Con 140 metros de largo esta cala destaca por sus maravillosas arenas blancas. En la antigüedad era un importante caladero siempre lleno de barcos. Hoy en día es un apacible paraje donde solamente hay unas pocas casetas de barcas pesqueras pequeñas.

Casetas de pescadores en Cala Saona

Con aguas totalmente transparentes que invitan al snorkeling. Aquí podrás encontrar en los alrededores todos los servicios necesarios, botes de pedal, aparcamiento, tumbonas, sombrillas, chiringuitos y restaurantes.

Cala Saona de Formentera

Desde aquí podremos acceder caminando a los acantilados de Punta Rasa y mirar hacia Ibiza, que nos ofrece hermosas vistas en los días claros.