El Café Tortoni se encuentra en la Avenida de Mayo 825 de Buenos Aires. Fundado en 1858, es el café más antiguo de Argentina y pertenece a la red de cafés notables de la ciudad.

Su fundador fue un inmigrante francés apellidado Touan que lo bautizó con el nombre de un café parisino del Boulevard des Italiens que frecuentaba la elite cultural del siglo XIX. En Buenos Aires se dio el mismo fenómeno, las personalidades de la cultura lo hicieron suyo, allí nació la Agrupación de Gentes de Artes y Letras que lideró el pintor Benito Quinquela Martín.

En el subsuelo, la Sala La Bodega es el escenario de presentaciones de libros, espectáculos de tango y jazz, con la presencia destacada, desde 1978, de la Fénix Jazz Band en las noches de los sábados.

Bellas cristaleras adornan sus salones de paredes revestidas en maderas nobles, pobladas de antiguas mesas de roble y mármol verde donde se sentaron artistas y políticos internacionales de la talla de Carlos Gardel, Jorge Luis Borges, Luigi Pirandello, Federico García Lorca o Hilary Clinton. También cuenta con una biblioteca, salones para jugar al dominó y mesas de billar, y en sus salones se exponen permanentemente esculturas, dibujos y pinturas.

Ofrece servicio de restaurante y cafetería con una muestra de calidad de la gastronomía tradicional porteña, destacando los sándwiches de lomito y el chocolate con churros. Su horario habitual es de lunes a sábados de 8 a 3:30 horas y los domingos de 8 a 1 de la madrugada, pero no te confíes: la tertulia se puede prolongar más allá. Un lugar donde la parada en nuestro viaje se torna obligatoria.