Uno de los sectores más grandes y que constantemente se renueva es el sector del “Turismo Gay”, uno de los más afluentes, por los que la gran mayoría de agencias de viajes apuestan sus paquetes totalmente personalizados. Uno de los destinos que está siendo el elegido como capital del turismo gay es Buenos Aires.

Buenos Aires es destino del sector gay

Buenos Aires es, sin lugar a dudas, una de las principales ciudades de Latinoamérica. Es la capital de Argentina, una bella ciudad que imprime en cada esquina un exquisito aire modernista y cosmopolita. En el año 2007 durante el mes de febrero se llevó a cabo en esta ciudad el primer “Simposio de Turismo Gay & Lesbico” auspiciada por la Secretaría de Turismo de la Nación de Argentina. En ésta se constató que una parte de los visitantes que acuden al país es gay, alrededor del 20%. Cifra que desde entonces ha catalogado a Buenos Aires como la “Capital del Turismo Gay” en Latinoamérica. Evidentemente, desde entonces las cifras de visitas no han hecho más que aumentar abalando que Argentina es uno de los países preferidos por el sector gay.

Turismo gay en Buenos AIres

Hay varios factores que han hecho de Buenos Aires el lugar elegido por muchos gays para pasar sus vacaciones en Latinoamérica. Los motivos son varios, por ejemplo, la economía. En los últimos años, este país ha sufrido una increíble recesión económica que se ha visto reflejada en la devaluación de su moneda, logrando de esta manera que, para los viajeros procedentes del extranjero internacional, como USA o el Continente Europeo, su moneda sea mucho más apreciada y les presente mayores utilidades. El bajo valor del peso argentino ha hecho que el nivel de vida en Argentina le resulte bastante económica a un Europeo o Americano, en comparación con los costes en sus países de origen.

El factor cultural también promueve e incentiva al turista gay – lesbico a preferir Buenos Aires por encima de los demás destinos turísticos estrella dentro del sector gay, como por ejemplo, Sidney (Australia), Río de Janeiro (Brasil), Amsterdam (Holanda) y Barcelona (España). El motivo reside en que ésta ciudad aprendió a manejar los códigos de la comunidad gay, con lo cual, no es necesario esconderse o disimular para así evitar prejuicios. Buenos Aires es una capital tolerante con sus visitantes, independientemente de su tendencias sexuales. Además, la gran mayoría de sus locales están orientados al sector gay ya que es el perfil del turísta más común. El promedio de edad del gay que visita Argentina es de 35-50 años y suelen gastar grandes cantidades de dinero en tiendas de ropa, restaurantes, discotecas y viajes extra dentro del país.

Buenos Aires es la capital del turismo gay

En Buenos Aires hay un ambiente gay culto, donde se hablan distintos idiomas, lo cual facilita a los turístas gays a moverse sin problemas por el país. Éste es otro factor importante dentro de la oferta de Argentina: el seguir viajando dentro del país por un bajo coste. Hay una gran variedad de trenes y aviones que dan servicio a los turístas gays para que puedan visitar otras ciudades Latinoamericanas por poco dinero.

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "¿Qué es el turismo gay o LGBT?" para que puedas seguir la lectura: